Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Los damnificados por el default de la Argentina - 9-6-07 . . .
 
 
 

is naltrexone addictive

is low dose naltrexone addictive link

Italia indemnizará a pequeños bonistas

El gobierno de Prodi compensará con fondos residuales de los bancos a quienes habían rechazado el canje de deuda argentino

Sábado 9 de junio de 2007 | Publicado en la Edición impresa 
 
ROMA.- Después de años de idas y venidas, en una nueva vuelta de tuerca al problema, el gobierno de Italia, del centroizquierdista Romano Prodi, decidió que resarcirá con "fondos durmientes" -aquellos que quedan abandonados en los bancos sin que nadie los reclame- a pequeños ahorristas italianos damnificados por los bonos argentinos caídos en default, que no ingresaron en el canje de deuda.

Así lo confirmó ayer a LA NACION el senador Giorgio Benvenuto, presidente de la Comisión de Finanzas de la Cámara alta y viejo impulsor de este proyecto, que dijo que con esta medida "se debe reconstruir las relaciones entre Italia y la Argentina. Debemos resolver la cuestión de los tango bonds [como se bautizó en Italia a los títulos argentinos] en la que ha tenido mucha responsabilidad el sistema bancario italiano".

Si bien ya en la ley de presupuesto del año pasado -aprobada en 2005- se había establecido la indemnización de los ahorristas que resultaron víctimas de fraudes financieros o sufrieron daños injustos, a través de la asignación de fondos durmientes, sólo el martes último el Consejo de Ministros dio luz verde a un decreto presidencial que comenzó a reglamentar los procedimientos para utilizar esos recursos, dijo el senador.

Parlamentario de los Demócratas de Izquierda, que desde hace años lucha en favor de los pequeños ahorristas italianos, Benvenuto aclaró que con los fondos durmientes no sólo se resarcirá a los damnificados por los tango bonds, sino también a las víctimas de los cracs financieros que involucraron a los gigantes alimentarios Cirio y Parmalat. En el caso argentino, Benvenuto estimó que con los fondos durmientes podrán beneficiarse entre 200.000 y 250.000 pequeños ahorristas italianos que quedaron fuera del canje (llamados hold outs) por un valor de entre US$ 8000 millones y 9000 millones.

Las cuentas durmientes son aquellas que los bancos tienen de empresas o ciudadanos que por distintos motivos -fallecimiento, pérdida de capacidad mental, falta de conocimiento de parte de los herederos del patrimonio o por simple olvido- han quedado abandonadas, sin que nadie reclame el dinero. Son casos más frecuentes de lo que se pueda pensar y, según estimaciones de asociaciones de consumidores, esos fondos oscilarían entre 10.000 millones y 15.000 millones de euros.

Sobre la base del decreto de hace algunos días se declararán "durmientes" las cuentas corrientes bancarias o aseguradoras que durante 10 años no hayan tenido ningún movimiento de parte de su titular o delegado. Para que este fondo de indemnización resulte operativo hará falta tiempo -al menos seis meses-, porque los intermediarios financieros deberán avisar, o al menos intentar buscar, a los interesados, y al mismo tiempo deberán aprobarse las respectivas resoluciones del Ministerio de Economía para la gestión del fondo y para el funcionamiento de una comisión que lo manejará.

"Será un proceso muy largo", afirmó el representante en la Argentina de la Asociación de Consumidores Bancarios de Italia, Tulio Zembo, que de todos modos se mostró esperanzado en que a fin de año haya "algo interesante". "El gobierno argentino debería prestar atención -agregó- porque esto podría descomprimir enormemente la situación."

En tanto, la Sociedad Italia-Argentina lamentó que el éxito de su reclamo ante el gobierno italiano "no se ha dado frente al FMI [Fondo Monetario Internacional], que no obstante su indiscutible coresponsabilidad en el proceso de la crisis argentina, termina siendo un acreedor privilegiado frente a los privados".

La satisfacción de los bonistas italianos contrasta con la situación de los inversores de otros países. En la Argentina, la presidenta de la Asociación de Damnificados por la Pesificación y el Default (Adapd), Angélica Bergonzi, dijo que le "parece bien que el gobierno italiano o alguien se haga cargo". "Nos parece mal que el gobierno argentino no se haga cargo", advirtió Bergonzi, que adelantó que seguirán adelante con los juicios contra el Estado argentino en los tribunales locales y en los de Nueva York.

En Alemania, en tanto, "no hay nada similar a lo de Italia porque el gobierno alemán cree que éste es un asunto entre los privados", lamentó ayer Stefan Engelsberger, presidente de la alemana Comunidad de Intereses de la Argentina (IGA, según sus siglas en alemán).

Por Elisabetta Piqué
Corresponsal en Italia
 
CONTACTENOS

 
Busqueda