Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    La Argentina en el nuevo escenario global - 5-9-07 . . .
 
 
 

cialis prezzo

tadalafil generico mylan tymejczyk.com

"ADAPD: incorporamos un artículo del Sr Guillermo Nielsen, para que Ud opine. El Sr Nielsen, uno de los responsables del robo a ahorristas en general y tenedores de bonos de la deuda pública, declarados en default, se da el lujo de ponerse en la vereda de enfrente, al igual que Roberto Lavagna, como si en lugar de actor principal hubiera estado en algún planeta distante del universo. La desfachatez llega al punto de considerar que debe "arreglarse" con los holdouts para que Argentina pueda ingresar en el mercado de capitales que tanto necesita. Parece desconocer el Sr Nielsen que el mercado de capitales y los inversores genuinos no olvidan la conducta de deudor arrogante y autoritario que asumió el Gobierno Argentino del cual él formó parte, desconociendo la deuda pública en forma absolutamente discriminatoria, e imponiendo un canje que no fue un éxito precisamente, sino que trajo como consecuencia el descrédito del país. Los inversores, SR NIELSEN, los genuinos, no tienen MEMORIA CORTA.. A quiénes quiere UD convencer?. Debe negociarse en forma efectiva con los holdouts, y empezar a hacer muy buena letra cambiando radicalmente de conducta para recrear y asegurar en el tiempo el marco de seguridad jurídica que se perdió. La confianza es lo más difícil de recuperar, todavía no hemos empezado como país a transitar el camino de dicha recuperación. Tanto Lavagna como Nielsen fueron capaces de asumir un rol activo en uno de los mayores robos de la historia argentina; por qué hemos de creer en ellos?. "

La Argentina en el nuevo escenario global – 5-9-07

 

El Club de París, los holdouts y la vuelta al mercado internacional

 

Si se computase la capacidad de pago bajo el nuevo contexto, tanto fiscal como del mercado de capitales, el país mostraría por primera vez desde la reestructuración de la deuda indicios de insolvencia. Cómo retomar la senda de la solidez económica.

 

Por Guillermo Nielsen

  

A partir de las últimas semanas de julio, a raíz de los problemas en el mercado de hipotecas americano y su contagio a las restantes categorías de activos financieros, el riesgo de los emergentes se vió envuelto en un clima de gran turbulencia cuyo reacomodamiento continúa todavía. Dentro de los emergentes, los que más sufrieron fueron los bonos argentinos, ya que no sólo el riesgo país (medido por los CDS, o costo de cobertura del riesgo de default) se incrementó en un 88%, sino que además hubo un aumento relativo del 25% respecto del resto de los latinoamericanos.

 

Si bien el origen de la turbulencia ha sido externo y generalizado, pensar que ello nos convierte en víctimas sería un error grosero. En rigor, nuestros problemas comenzaron a fines de enero, cuando los mercados incorporaron la polémica en torno al INDEC infiriendo que los bonos en pesos indexados estaban sufriendo una manipulación. Con ello, se inicia un cambio de portafolios en contra de todos los papeles argentinos.

 

La euforia por los emergentes en la primera parte del año permitió que los inversores desarmaran sus posiciones en forma gradual y sin estridencias, aumentando el riesgo argentino relativo en un 57% en un contexto de mejoras generalizadas. Paralelamente, el crecimiento del gasto público comenzó a erosionar al superávit fiscal a pesar de los récords recaudatorios.

 

CONTACTENOS

 
Busqueda