Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    La deuda argentina - 11-9-07 . . .
 
 
 

zoloft and weed interaction

zoloft and weed smoking chrissully.co.uk

Una deuda con países ricos que no se paga desde hace casi seis años – (ADAPD: Tampoco con los  argentinos) – 11-9-07

 

ADAPD: el siguiente artículo fue tomado de La Nación online- Es importante remarcar una frase del mismo: ..”ninguna acreedora saca más ventaja que otra, sino que todas reciben el mismo tratamiento en la negociación”. Esto es un concepto clave que ADAPD ha venido puntualizando desde el inicio de la declaración del default de la deuda pública argentina a principios del 2002, default absolutamente discriminatorio, como lo fue el posterior canje de deuda, el cual no fue producto de negociación alguna y resultó de una trato arbitrario por parte del Gobierno Argentino. Las inversiones que éste desea y necesita, por más que haya pregonado lo contrario en sus mensajes populistas que todavía mantiene, no se consiguen solamente con un acuerdo con el Club de París. Es necesario desandar el camino de privilegiar acreedores, de tratamientos discriminatorios para con los propios argentinos que tampoco invierten en el país, recrear la seguridad jurídica que implica afianzar las instituciones de la República en un contexto de independencia de poderes, hoy inexistente.

 

 

El gobierno de Kirchner reconoce que renegociarla es importante para la inversión

 

Desde diciembre de 2001 no se paga la deuda con el Club de París, el grupo informal que agrupa a 19 países acreedores de 84 naciones deudoras. En marzo de 2005 se canjeó el 76% de los bonos en manos del sector privado; en enero de 2006 se canceló el pasivo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero las potencias del club siguen esperando que se normalice su situación no sólo porque quieren cobrar lo prestado, sino porque sus empresas no pueden asegurar sus negocios en la Argentina mientras este país continúe sin pagar.

 

Después del pago al FMI, el Gobierno se puso como meta un acuerdo con el Club de París, porque ha reconocido su importancia para la llegada de inversiones. Por ejemplo, la alemana Volkswagen ha presionado por esta cuestión, de modo que se facilite la inversión en un nuevo modelo, y la japonesa Mitsubishi también ha hecho lo propio a la hora de presentarse en la licitación de dos centrales eléctricas.

 

Pero la intención del Gobierno se ha topado con un obstáculo: las reglas del Club de París, que establecen que las reestructuraciones de deuda requieren un "acuerdo plurianual con el FMI". En su página web, este grupo integrado por Estados Unidos, Japón, Alemania, el Reino Unido y Francia, entre otros países ricos, dice que "un acuerdo estándar del Club de París provee una forma de ordenar al país deudor frente a dificultades temporarias de la balanza de pagos".

 

Pero el presidente Néstor Kirchner dejó bien en claro en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso, en marzo último, que "la Argentina no va a aceptar otra vez un programa del FMI, después de haberle cancelado la deuda para librarse de sus recetas neoliberales. El ministro de Economía, Miguel Peirano, conocedor del inter&

 
CONTACTENOS

 
Busqueda