Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Argentina hoy: El autoritarismo, la mano en el bolsillo aje . . .
 
 
 

viagra cena

viagra cena apoteka click

El autoritarismo históricamente ha hundido a los pueblos. El sistema político argentino permite la práctica del autoritarismo disfrazado en una democracia de fantasía, en la cual no se respetan las instituciones, ni los compromisos asumidos, en la cual reina la inseguridad, y en consecuencia se avasallan impune y permanentemente los derechos de los habitantes de la república, supuestamente garantizados por la constitución y las leyes.

 

Ese sistema imperante no es una casualidad, ni ha surgido de la inexperiencia de la dirigencia argentina conformada por diversos sectores. Es un producto alimentado por años, con la avidez por el poder para obtener transferencias de patrimonio desde los sectores más indefensos de la vida nacional hacia los “amigos” de siempre, incapaces de generar riqueza genuina por medios transparentes y honestos. Pero ese sistema se vende como redistributivo de la riqueza, para que los que menos tienen puedan recibir prebendas circunstanciales y ser utilizados como rehenes del poder, nunca para generar para esos “pobres” e “indigentes” como les gusta llamarlos, un sistema de largo plazo que genere fuentes perdurables de trabajo digno  y bien remunerado.

 

Solamente cambian las reglas de juego en forma constante, para apropiarse de la propiedad privada en forma discriminatoria y autoritaria, con el único objetivo de servir su propia avidez insaciable, la concentración del poder. La mentira, la hipocresía, la búsqueda de chivos expiatorios con ideologías baratas y perimidas, es lo que usan para engañar al inadvertido o mal informado ciudadano.

 

Y cuidado con otros personajes que ensayan ponerse en la vereda de enfrente, pero comparten la misma ideología, los mismos objetivos mezquinos, las mismas metodologías.

 

Siempre nos hemos preguntado: ¿existe una dirigencia inteligente y honesta, capaz de unirse sin egoísmos, para crear la Argentina unida, productiva, con oportunidades para todos, con inversiones genuinas de largo plazo, insertada en el mundo como una país confiable?. ¿Crear una Argentina en la cual los marginados -que hoy reciben una limosna para comprar sus votos y la asistencia a actos de apoyo al autoritarismo- que quieran trabajar honestamente y crecer puedan hacerlo?.

 

¿Existe una sociedad solidaria, capaz de defenderse en forma pacífica y con constancia, de los abusos del poder corporativo, y hacer causa común con los abusados de turno?. ¿O tenemos una sociedad que mira para el costado porque cada uno piensa que no le va a tocar?.

 

En ese contexto, a fines del 2001-principios del 2002, un gran sector de la sociedad vio confiscados sus ahorros, situación todavía no resuelta. Numerosos bonistas que no aceptaron el canje confiscatorio tienen demandas judiciales en curso, al igual que cuotapartistas de fondos comunes de inversión, depositantes bancarios que todavía no han cobrado, otros segmentos a los cuales se los obligó a ceder graciosamente su patrimonio legítimo a deudores, etc. Para cometer esta defraudación, el Ejecutivo Nacional contó con el apoyo de los Poderes Legislativo y Judicial (actores del  sistema democrático mencionado imperante de insegur

 
CONTACTENOS

 
Busqueda