Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Euforia de bonistas y abogados que demandan a la Argentina t . . .
 
 
 

progesterone naturelle

progesterone basse

Euforia de bonistas y abogados que demandan a la Argentina tras el fallo de Griesa que mantiene congelados los bonos 01-05-2008

Ahora la Argentina será obligada a revelar datos de la cuenta en la Caja de Valores de Nueva York que demostrarían que es el Estado -y ya no más los inversores- el beneficiario de los títulos en default depositados allí. Si la Justicia de EE.UU. lo confirma, puede habilitar a que los mismos sean vendidos en el mercado secundario para saldar parte del incobrable.
Por Mara Laudonia | mlaudonia@claringlobal.com.ar

La euforia envolvía hoy a los bonistas que desde el 2001 reclaman el pago de los bonos en default en el Tribunal de los Estados Unidos, y a sus abogados. Es que, tras la decisión del magistrado de mantener inhabilitados los títulos Globales depositados en una Caja de Valores de EE.UU y hacer pública toda información relacionada a la misma comienzan a saborear que es posible llevarse algo para cobrar parte de sus tenencias.

Y no sólo eso. Advirtieron también que, tras seis años de juicio, la paciencia de Griesa con la Argentina comienza a agotarse. En un momento de la audiencia celebrada en los tribunales con vista al Puente de Brooklin, Griesa interrumpió "a los gritos" al abogado defensor de la Argentina, Jonathan Blackman, según atestiguaron algunos presentes consultados por iEco: "Usted representa una parte que está equivocada", dijo , y enseguida agregó "su cliente se niega a pagar sus deudas y está mal", aseveró ante una sala colmada de abogados, analistas de bancos de inversión, inversores, y curiosos.

Pero Griesa fue mas allá, destacó la recuperación del país desde el 2001 y habló del superávit que tiene la Argentina y las reservas en poder del Banco Central. Un claro cambio de actitud. E insinuó de manera muy diplomática que el país debería buscar una solución con los bonistas y hasta arreglar con el Club de Paris. El país " puede pedir préstamos tan baratos ¿Por qué simplemente no pagan sus deudas ?", lanzó.

Uno de los abogados demandantes que logró el congelamiento de los títulos, Guillermo Gleizer, dijo en diálogo con iEco que espera ahora que en el proceso de Discovery, habilitado por el juez, la Argentina difunda información que hasta ahora mantenía guardada. La misma revelaría que es el Estado Argentino el beneficiario de una gran parte de los bonos depositados en la Caja de Valores de Nueva York. Sin embargo, hasta el momento, la defensa argentina manifestó que se trata de de deuda no embargable porque no pertenece al Gobierno sino a inversores.

Embrollo legal
La dudas legales surgen porque el ex ministro Domingo Cavallo ideó un complejo instrumento con garantía para los inversores para seducirlos a entrar a la denominada Primera Fase del Canje en 2001, semanas antes del default.. Entregó Préstamos Garantizados a cambio de Globales y utilizó la forma de un fideicomiso. Dichos bonos permanecen allí, porque debido a esta estructura, no puede sacarlos de esa cuenta hasta que finalice el mencionado fideicomiso, que incluye títulos –algunos ya vencieron- que duran hasta 2030. "Con lo cual, es ahora el Estado el beneficiario, y ya no los inversores", se explayó un ex colaborador del Gobierno de Fernando De la Rúa familiarizado con la operación.

Por esta razón, los abogados consultados coinciden que se revelaría información de que hay un monto importante de títulos que quedaron liberados de ser la garantía de los préstamos garantizados y que, si lo permite la Justicia de EE.UU., podrían venderse en el mercado secundario para recuperar parte de la deuda en default. Hoy los títulos valen un poco más 30 centavos de dólar, ya que se mantiene la expectativa de que se reabra la reestructuración del 2005.

Asimismo, Gleizer aprovechó la oportunidad para recordarle al Gobierno una propuesta que ya le había hecho hace ya unos años, cuando comenzaron los juicios en los Estados Unidos. "Nos ofrecemos a ayudar al Gobierno a encontrar deudas de terceros por el mundo que por distintas razones le deben a la Argentina", para repagar la deuda que reclaman sus clientes.

"La deuda de los bonistas que no entraron al canje que se englobó en las denominadas acciones de clase colectivas es más del doble que la que la Argentina le debe al Club de París. El Gobierno debería reconocer dicha deuda y buscarle una solución", sostuvo, envalentonado por las palabras de Griesa y con la intención de que la Argentina flexibilice su postura y reconozca la deuda de quienes no entraron al canje, que entre capital e intereses suma 28.000 millones de dólares.

Próximos pasos
Entre los próximos pasos, la Argentina deberá ahora permitir que la cuenta en Nueva York se someta a una auditoría y hacer pública la información. La defensa argentina manifiesta que hay sólo 2.000 millones de dólares en esas cuentas, mientras que los bonistas denuncian 17.000 millones de dólares.

Es muy posible que la Argentina apele la medida, según especulan los abogados si bien iEco no pudo dar con la defensa oficial, en vísperas del feriado local por el día del trabajador.

 
CONTACTENOS

 
Busqueda