Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Las cuestiones estructurales – 21-5-08 . . .
 
 
 

serevent inhaler cost

serevent

ADAPD quiere compartir este artículo que le pareció interesante, y a su vez se pregunta cuál es la relación de los K. con los grandes acopiadores de granos, grandes frigoríficos, fondos de inversión, grandes exportadores, etc, y además qué rol juega Venezuela en todo este conflicto.   Sabemos cuál es el rol que juegan la UIA, los Bancos, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la Cámara de la Construcción, y otros, quienes publicaron una solicitada en los diarios el pasado 18 de mayo del 2008, mostrando una vez más su carácter de beneficiarios de la política de devaluación y pesificación de deudas en dólares, que les permitió quedarse con parte del patrimonio de los ahorristas, entre otros beneficios. Nos preguntamos cuál es la calidad moral de un Sr. De Mendiguren y otros de las dichas agrupaciones, para inmiscuirse en  reclamos de otros sectores de la economía.

 

 

 

Por Enrique Szewach en Ambito Financiero:

 

"(...) todo empezó cuando el Gobierno nacional quiso apropiarse de una porción mayor de los ingresos de los productores, dado el fuerte aumento de los precios internacionales de granos y oleaginosas ocurrido en los últimos meses. De paso, con el esquema de “techo” al precio de la soja, se pretendió revertir, de alguna manera, la desastrosa política agropecuaria de los últimos años que, al intervenir en el mercado de la carne, el trigo y los lácteos, incentivó aún más el desplazamiento de la producción hacia el “yuyito”. De manera que lo que está en discusión, después de todo, es la política agropecuaria en su conjunto. Y todo el esquema de subsidios, controles, precios máximos e impuestos a la exportación pergeñado por el gobierno K.

 

Sin embargo, la discusión se da, además, en un contexto de dificultades financieras crecientes para la Argentina, derivadas, por un lado, de un escenario internacional más complejo, pero, sobre todo, de la pérdida de reputación del gobierno, en cuanto al manoseo del CER (y las perspectivas de que dicho manoseo continuará, ahora disfrazado de nuevo índice) y la falta de propuestas concretas para solucionar la deuda con el Club de París; también de la deuda con aquellos que no entraron al canje y el incumplimiento de pagos de los reiterados fallos en contra del Estado argentino en el CIADI.

 

En otras palabras, el gobierno intentó apoderarse de, aproximadamente, dos puntos de PBI -con los precios actuales debe de ser un poco menos- para, simultáneamente, aliviar las necesidades financieras del año; evitar un traslado a precios internos mayor del boom de precios de los commodities; desalentar, con un mecanismo muy burdo por cierto, el aumento de la “sojización”, y, de paso, juntar unos pesos más para la cada vez más costosa política de subsidios varios.

 

De manera que cualquier negociación que pretenda terminar exitosamente debe contemplar dos cosas:

 

1. Menor apropiación del Estado de los ingresos de los productores.

 

2. Cambios de fondo en la política hacia el mercado de carnes, trigo y leche.

 

 

CONTACTENOS

 
Busqueda