Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Cristina, como si viviera en otro país – 18-7-08 . . .
 
 
 

albuterol nebulizer otc

albuterol otc read

ADAPD: queremos compartir con nuestros lectores este artículo de La Nación como una visión de los hechos acontecidos hasta el 17-7-08, por todos conocidos. Nuestra visión del discurso de la presidenta en El Chaco, nos revela que la voluntad democrática, conciliadora y respetuosa de las instituciones y de los derechos constitucionales de quienes habitamos este suelo, no es una de sus prioridades, ni siquiera pareciera estar entre el marco de sus valores y objetivos a lograr, lo cual reviste la mayor gravedad. Nunca dejaremos de insistir en que la calidad de los representantes del pueblo, depende precisamente del pueblo. Nos hemos caracterizado por ser “una sociedad ausente”, esto es individualista, no participativa, con mala memoria, escéptica. Los países serios que crecen con bases sólidas, lo hacen con la preocupación constante y la participación activa de la sociedad; no esperan líderes milagrosos que solucionen los problemas del día a día; la sociedad hace lecturas analíticas de los hechos, no cree en forma inocente en el mensaje de sus gobernantes, o lo que es mejor, no vota porque es una obligación, sino porque siente que es un compromiso para su futuro. La democracia se consigue con participación, no con indiferencia; ya llevamos varios años de gobiernos electos en las urnas, que nos han llevado a sucesivas frustraciones y crisis institucionales que han impedido una mejora social, política y económica para la sociedad en su conjunto. No nos resignemos, y sepamos que las democracias se construyen todos los días, con responsabilidad y compromiso ciudadano, con interés y análisis crítico, con memoria y sin claudicaciones. Aprendamos de los errores, no votemos listas sábanas y exijamos que se cumpla la Constitución Nacional, exijamos al Congreso de la Nación la derogación de la ley de emergencia económica, no permitamos la delegación de funciones en el Ejecutivo, ni los decretos de necesidad y urgencia ni los superpoderes, ni nada que concentre poder. La división de poderes y el contralor entre los mismos es la base de una verdadera República.

Y el compromiso permanente de sus ciudadanos también, en la medida en que cada uno pueda hacerlo.

En lo que respecta particularmente a nuestro objeto social, la defensa de los ahorristas de todos los sectores, debemos lograr puntualmente el cambio de la ley Cerrojo, entre otras. Aguardamos vuestros aportes sobre esta cuestión.

 

El siguiente artículo fue escrito por Joaquín Morales Solá , La Nación, 18-7-08

 

El peronismo perdona hasta la traición, pero no la derrota. Néstor Kirchner se convirtió ayer, para el peronismo, en el cuerpo y el alma de una estrategia derrotada. Un ciclo político languidecía sin remedio y le dejaba a la Presidenta una sola puerta hacia la reconstrucción de su deteriorado liderazgo. Esa salida consistía en un cambio fundamental y profundo de ministros, de formas y de políticas.

 

Ya fue grave, de todos modos, el abrumador silencio del Gobierno sobre el fracaso parlamentario, que duró todo el día de ayer; pero más grave fue oír a una presidenta que, en la noche del Chaco, parecía vivir en otro país y en otro mundo.

 

Julio Cobos no volteó a Néstor Kirchner, pero desarticuló una arquitectura de poder que ya mucho antes hacía agua por todos lados. Kirchner fue el político de los tiempos fugaces de las asambleas barriales, de cierta épica nacionalista tras el colapso argentino y de políticas más propiciadoras de quebrantos que de uniones. Nunca fue un líder para la normalidad ni la República estuvo en su cabeza ni en su formación.

 

Luego, el ex presidente chocó frontalmente con una inmensa mayoría social cuando se hizo evidente que pone más énfasis en la ideología y en el asambleísmo que en la gestión y en la normalidad. El peor error de

 
CONTACTENOS

 
Busqueda