Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    El Ciadi intimó al país a pagar una indemnización a Enron . . .
 
 
 

melatonin weed

melatonin and weed

El Ciadi intimó al país a pagar una indemnización a Enron       11-10-2008

El tribunal arbitral falló en contra de la Argentina en 2007, pero el desembolso nunca se hizo

Viernes 10 de octubre de 2008 - Por Adrián Ventura -De la Redacción de LA NACION  

La Argentina recibió en estos días una mala noticia: un tribunal del Banco Mundial resolvió que, una vez que el país fue condenado a indemnizar a una empresa (Enron, en este caso), no puede ampararse en normas o procedimientos internos para dilatar el pago. El fallo condenatorio fue en mayo de 2007 y el país nunca abonó. Ahora, el Gobierno tiene 60 días para pagarle a la compañía de energía US$ 106,2 millones.

El caso, que tramitó ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), del Banco Mundial, se llama ARB/01/3 United States/Argentina BIT porque Estados Unidos es el país de origen del inversor, Enron. En el fallo de 48 páginas, al que accedió LA NACION, el Ciadi concluyó que la Argentina, al momento de realizarse la audiencia del proceso de anulación [del laudo], tuvo "la intención de no pagar" en forma inmediata y de obligar a la empresa a recurrir al procedimiento de ejecutar ese fallo en el país, instancia que sólo dilata el cobro. Pero el tribunal, pensando que la Argentina actúa de buena fe, le dio al país "una oportunidad": un plazo de 60 días.  

Son muy pocos los países que aceptaron el riesgo de no pagar un laudo del Ciadi: Liberia, Senegal y Congo están en esa lista negra, en la que nunca se animaron a ingresar, siquiera, la Venezuela de Hugo Chávez, ni Ecuador -este último pagó hace pocas semanas una condena-. Tampoco parecería que lo vaya a hacer la Argentina, pero el Ciadi recordó cuál es el camino correcto. En una palabra: el país, una vez condenado, debe pagar voluntariamente, porque de otra manera la empresa demandante tiene posibilidad de reclamar ante el tribunal de cualquier país donde encuentre activos argentinos. Es decir, los damnificados podrían demandar a la Argentina ante los tribunales norteamericanos, los argentinos o los de cualquier otro país signatario del Convenio del Ciadi.

Enron fue accionista de Transportadora de Gas del Norte (TGN) y había demandado al país una indemnización superior a US$ 450 millones por la suspensión de un mecanismo de ajuste de tarifas, en abril de 2001. A fines de ese año, Enron fue a la quiebra y más tarde vendió su participación en TGN, pero la causa siguió adelante, impulsada por quienes quedaron a cargo de la administración residual de los activos.  

El Ciadi vela por los acuerdos de inversión firmados entre países y concentra más del 80% de los reclamos internacionales contra la Argentina, por más de US$ 17.000 millones. La decisión fue dictada el martes último por un tribunal del Ciadi que intervino como comité de anulación.

El tribunal había suspendido la ejecución de la sentencia, pero Enron pidió el levantamiento de esa suspensión o, alternativamente, solicitó que la Argentina presentara una garantía adecuada (por ejemplo, una garantía bancaria). Enron teme que el país no respete el laudo porque aún no cumplió voluntariamente otro laudo que había ganado CMS -del grupo Enron y accionista de Transportadora Gas del Norte-, que tiene un fallo en su favor por US$ 133 millones. Por la demora en este pago, en agosto, autoridades del Departamento de Estado de los Estados Unidos dejaron trascender su inquietud.  

Además, en el caso CMS y, también, en el reclamo promovido por Siemens -por la rescisión del contrato para hacer los documentos de identidad-, la Argentina aceptó que debe pagar los laudos de condena, pero lo subordinó al trámite que debería hacer el inversor para iniciar el procedimiento de ejecución de sentencias ante los tribunales argentinos, como si intentase cobrar una sentencia dictada localmente. Pedirle al inversor que venga al país con el fallo del Ciadi y ejecute la sentencia, para poder cobrarla, es un procedimiento engorroso que, además, permite dilatar el pago y subordinarlo a la previsión de partidas en el presupuesto anual. 

El martes, el Comité de anulación re

 
CONTACTENOS

 
Busqueda