Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Por la crisis... estaticemos la luna 20-10-2008 . . .
 
 
 

ventolin over the counter philippines

ventolin

Por la crisis... estaticemos la luna 20-10-2008
Por Martín Kanenguiser, especial para lanacion.com

La posible disolución del subsistema de jubilación privada a raíz de la crisis financiera internacional parece poco comprensible para un gobierno que hasta hace 2 semanas decía que no había que hacer nada porque la Argentina estaba desacoplada de los problemas del resto del planeta.

Ha sido bueno que en estos 15 días el Gobierno se de cuenta de que efectivamente debe tomar medidas para amortiguar el efecto de la crisis financiera internacional, pero volver al Estado a todos los afiliados de las AFJP, que en realidad se jubilarán en base al rendimiento de largo plazo de estas administradoras, parece tan lógico como pensar en estatizar la luna.  

¿Qué sentido, un año después de decir que se le permitía a la gente elegir realmente entre ambos sistemas, anular uno de los dos?. ¿En ese momento nadie pensó en que las AFJP no tenían posibilidades de cubrir a sus afiliados?.

En realidad, si el problema es que cada vez hay menos aportantes en relación al total de padrón de afiliados, el Estado tiene la responsabilidad indelegable de controlar la evasión provisional para cambiar esa ecuación. Los errores que hayan cometido las AFJP, por supuesto, deben ser sancionados. Y cuando se busquen explicaciones a la pérdida de rentabilidad, habrá que toma en cuenta todos los bonos del Gobierno que las AFJP tienen en sus carteras y cuyo valor en estos meses se destruyó por causas endógenas y exógenas.  

De otra manera, sólo resta pensar que se estaría haciendo esta contra-reforma para contar con los casi $ 100.000 millones de las AFJP para poder financiar en forma discrecional al Tesoro para evitar otro default de la deuda a raíz de la ecléctica estrategia financiera oficial
 

Si esa es la explicación, entonces las consecuencias no pueden ser buenas ni para los futuros jubilados, ni para la percepción de la Argentina en los mercados.

 
CONTACTENOS

 
Busqueda