Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    El año del calvario: 366 dias de dislates, concentración del . . .
 
 
 

cheap abortion pill buy online

abortion pill online pharmacy uk areta.se

 Por Nelson Castro

 

Ahora con Cristina las cosas van a cambiar. Viene una etapa de más diálogo. A Néstor le tocó la difícil etapa de la reconstrucción de la autoridad presidencial, y por eso hizo falta una actitud más dura. Pero eso ya pasó”, se sinceraba una de las espadas del kirchnerismo bonaerense en las vísperas de la asunción presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, allá por diciembre de 2007. Seguramente ni este diputado ni nadie imaginó, en lo político, un año igual. El primer año de gestión de la Presidenta ha sido un calvario.

 

He aquí un resumen sucinto de los hechos que enmarcaron este conflictivo y desperdiciado 2008.

La valija de Antonini Wilson.

El papelón de Néstor Kirchner y su excursión a las cercanías de la selva colombiana para tomar parte de esa pantomima que fue la pretendida liberación de Ingrid Betancourt –por cierto que anhelada por el mundo entero– organizada por el presidente Hugo Chávez que iba a ser filmada por Oliver Stone.

El conflicto con el campo por la Resolución 125.

La increíble decisión de impedir las exportaciones de granos y carnes que le han restado divisas al país, que han puesto en riesgo mercados significativos para la economía argentina y que han afectado las cuentas fiscales.

La persistente destrucción del INDEK.

El proyecto de pretendida modernidad representado por el tren bala.

La renuncia del ministro de Economía Martín Lousteau, quien reconoció que la 125 había sido un error y que “éste es un gobierno que toma decisiones sobre temas importantes en 15 o 30 minutos”.

La creciente influencia del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a quien la Presidenta le tiene una confianza ciega.

El bochornoso episodio de la venta de bonos a la República Bolivariana de Venezuela a un usurario interés del 15%, tasa que no se había pagado ni siquiera en la época previa al default cuando el riego país subía todos los días. Hay que recordar que luego Chávez prácticamente regaló esos bonos a los bancos venezolanos, hecho que obligó al Gobierno argentino a salir a recomprarlos ante el efecto negativo que esto tuvo sobre la confianza en la economía de nuestro país.

La renuncia del jefe de Gabinete Alberto Fernández, quien ahora viene reconociendo que el Gobierno “se olvidó de escuchar a la gente”.

Su reemplazo por el ex intendente de Tigre, Sergio Massa, a quien Néstor Kirchner “nombró”, según se encargan de hacer saber los halcones del kirchnerismo, y al que el Dr. Kirchner desaira cada vez que puede –y puede siempre–.

El voto “no positivo” de Julio César Cleto Cobos.

La decisión de los Kirchner de aislar al vicepresidente, en vez de tratar de superar el encono del momento y buscar una mejor relación basada en el diálogo y la aceptación de los disensos.

La insólita afirmación de la Presidenta de “no querer ser una estadista”.

La persistente intol

 
CONTACTENOS

 
Busqueda