Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Los costos de vivir con lo nuestro – 4-5-2009 . . .
 
 
 

loratadin cetirizin

loratadin teva loratadin beipackzettel loratadin 5 mg

  

Al inicio de la semana / Roberto Cachanosky

 

(ADAPD: a lo dicho habría que sumar resultados de la investigación de las relaciones entre los directivos de las empresas que conforman la Unión Industrial y el gobierno. Por ejemplo el nuevo presidente de la UIA Héctor Méndez, qué relaciones tiene con Julio de Vido?)

 

El sector empresarial que aplaude un modelo económico de sustitución de importaciones debería analizar con cuidado el resultado de esas políticas: no parecen ser tan buen negocio, ni siquiera para ellos. 

 

 

Resulta curiosa la encendida defensa del modelo kirchnerista que hizo Hugo Moyano, líder de la CGT, el jueves 30 de abril durante el acto del Día del Trabajador. Es que el modelo, sí así puede llamárselo, se caracteriza por aplicar el impuesto inflacionario a trabajadores y jubilados con el objetivo de sostener alto un tipo de cambio que beneficia al sector empresarial. Dicho de otra manera: el costo de sostener el tipo de cambio por encima de lo que fija el mercado lo pagan los trabajadores en relación de dependencia y los jubilados, que son quienes sufren la inflación. Es justamente esta transferencia de ingresos de los sectores trabajadores al empresariado lo que Moyano festejó y reivindicó como un logro del kirchnerismo.

 

Asimismo resulta curioso que Moyano defienda el modelo de sustitución de importaciones cuando éste implica restringir artificialmente la oferta de bienes en el mercado y genera salarios reales bajos (porque la economía protegida, por definición, no es eficiente y, en consecuencia, su productividad sólo permite pagar salarios reales reducidos). En ambos casos, quienes salen perjudicados son los consumidores y los asalariados, que en su inmensa mayoría son a quienes él supuestamente representa.

 

En contraposición a Moyano, el presidente de FIAT en Argentina, Cristiano Rattazzi, sostuvo que el modelo de vivir con lo nuestro, es decir, cerrados al mundo, encierra una concepción equivocada y que las políticas prebendarias son también un error ya que generan más pobreza.

 

A pesar del tsunami de críticas empresarias que recibió Rattazzi, lo que hizo fue plantear un tema de fondo que el empresariado argentino debería evaluar con más profundidad. Así como tendrían que plantearse si para ellos es un buen negocio vivir de prebendas del Estado. Un tema sobre el que ya he escrito y deseo insistir.

 

¿Qué lograron los empresarios –me refiero a este sector en forma general y resalto que por supuesto existen excepciones– con una economía prebendaria? Que hoy el Gobierno les imponga directores en sus empresas; depender de Guillermo Moreno para exportar, fijar precios y establecer políticas de comercialización; tener problemas energéticos para hacer funcionar sus fábricas; enfrentar una caída de ventas que suponían imposible si se cerraba la economía porque tenían un mercado cautivo; y ausencia de acceso a crédito a tasas pagables, entre un largo listado de problemas adicionales.

 

CONTACTENOS

 
Busqueda