Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Carta al Sr Szewach a su nota editorial en Perfil – 16-07-20 . . .
 
 
 

Estimado Sr Szewach

 Nos ha llegado este interesante artículo suyo, que en su mayoría compartimos conceptualmente.

Sin embargo, nos llama la atención el desconocimiento que en el mismo se hace sobre la regularización de la deuda pública en default.  

No cree Ud que la regularización institucional, y la recuperación de la seguridad jurídica en nuestro país, va de la mano con el cumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado?.  

No vamos a abundar aqui en detalles sobre nuestras predicciones efectuadas desde el 2002, confirmadas en la realidad de estos años  a pesar del enmascaramiento que un crecimiento no sustentable disimuló.  Estas predicciones se referían a la pérdida de confianza en nuestro país, la fuga de capitales, el colapso de las inversiones, y la falta de financiamiento, que serían consecuencia de la declaración del default de la deuda pública, la ruptura de los contratos, la falta de negociación, la quita discriminatoria del canje Kirchner-Lavagna 2005, el desconocimiento de las sentencias judiciales a favor de bonistas en cortes internacionales, la inconducta de miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo Galli y otros, y del Congreso de la Nación aprobando la ley cerrojo, etc., etc..  

Estamos absolutamente convencidos que si no se soluciona el default pendiente, -y no estamos hablando de quitas-, con negociaciones win-win, todas las demás medidas serán insuficientes para evitar una nueva y dolorosa crisis social, política y económica.

Pero este tema parece impopular y pareciera que nadie quiere pagar el costo politico de afrontarlo, ya que ni siquiera se menciona. A veces y timidamente, se escucha sobre el pago al Club de París, y solamente por la insistencia de sus miembros.  

Nadie que no paga sus deudas, que impone quitas a sus acreedores sin negociación alguna, puede salir indemne. Un país tampoco lo hará. El problema mayor es que cuando se trata de países, es la sociedad la que está en juego, y es la que deberá pagar por la inconducta de sus clases dirigentes.

 No mencionar este tema ni aportar soluciones al mismo, por no querer pagar un rédito político, es tan mezquino como irresponsable por parte de quienes asumen funciones públicas, sean del partido que sean y de la ideología que profesen.

 Le saluda cordialmente,

Ing Angélica Bergonzi

Presidente de ADAPD Argentina

Asociación civil

www.adapd.org.ar

adapd@adapd.org.ar

DIÁLOGO

 La Presidenta Cristina ha llamado al diálogo.

No es la primera vez que lo hace, pero seguramente será la última.

 Sin el ánimo de exagerar, ni de ser tremendista, es probable que si fracasa en esta nueva convocatoria, no le sea posible terminar su mandato de una manera decorosa, si es que puede hacerlo.

Este es un desafío no sólo para el kirchnerismo gobernante, sino para el peronismo que lo llevó al poder y que ahora no lo reconoce como propio; para la oposición no peronista, que tendrá una participación protagónica en el Congreso; para l

 
CONTACTENOS

 
Busqueda