Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    LA ECONOMÍA QUE YA FUE – 4 de agosto 2009 . . .
 
 
 

pregnancy conception calculator

pregnancy weeks calculator hutoncallsme.azurewebsites.net

EN azul párrafos marcados por ADAPD, y en negrita azul lo agregado como comentario por ADAPD.

 

La situación económica argentina se encuentra en estos momentos en un estado de profunda emergencia: sin ahorro interno disponible; sin capitales privados para invertir; sin confianza de que pueda haber cambios en la política económica; con rumores de probables expropiaciones; con inflación y recesión; con un incremento de la pobreza; con una menor recaudación impositiva en términos comparativos, lo que hace que el gobierno deba recurrir a actos desesperados para evitar el déficit; sin posibilidades ciertas de acceder a los mercados financieros; con un país aislado internacionalmente; y con serios conflictos internos con el campo, la industria, los servicios y el comercio.

 

Aún cuando muchos adjudiquen al conflicto con el campo el inicio del fracaso de este modelo, ya en el año 2004, muchos especialistas en política y economía se animaron a augurar que el país se encaminaba hacia un rumbo de segura colisión.

 

 RUMBO DE COLISIÓN INEVITABLE

 

 Cuando asumió su presidencia en el año 2003, el camino que eligió Néstor Kirchner para elevar la alicaída autoestima de los habitantes del país, devenida a partir de la gran crisis de los años 2001 y 2002, fue el de un agresivo discurso tanto contra sus antecesores como con respecto al liberalismo económico, en especial el foráneo. Con ello logró movilizar las emociones nacionalistas de la población recibiendo, a cambio, un enorme porcentaje de apoyo hacia su gestión. Las encuestas a principios del 2006, tres años después de haber asumido, mostraron que más del 70% de la población estaba de acuerdo con su gobierno y, en especial, con la pesificación asimétrica y el resultado del canje de la deuda externa (pública). Esto indicaba que gran parte del pueblo, transgrediendo valores éticos que indican lo contrario, se hizo cómplice del pensamiento oficial de que no hay obligación de honrar los compromisos contractuales asumidos si las circunstancias o las crisis así lo justifican.

 

 Al poco tiempo de asumir la presidencia, la suerte favoreció a los Kirchner, pues pudieron contar con un espectacular aumento de los valores de los productos de exportación primaria argentinos. El campo y la agroindustria fue, entonces, el poderoso motor que salvó al país al lograr una recuperación increíble y en muy poco tiempo.

 

Pero el gobierno siguió equivocándose en su comportamiento con los agentes económicos y financieros nacionales e internacionales, y no sólo no pudo corregir el mal rumbo que tenía el país, sino que, además, produjo el agotamiento de los activos existentes –importaremos insumos primarios y energía cuando, pocos años atrás, los exportábamos- y el despilfarro de dinero más gigantesco que conozca la historia argentina. (ADAPD: vale aclarar que se empezó desde hace dos años a importar energía como gas natural, a precios que multiplican varias veces los que se pagan a productores locales).

 

 

 

CONTACTENOS

 
Busqueda