Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Argentina: la deuda pública en default y un país aislado en . . .
 
 
 

Ante las noticias publicadas en medios locales sobre un emprendimiento originado en el Ministerio de Economía, para canjear deuda pública en default, ADAPD fija su posición.

 

Que hoy se esté pensando en ofrecer un canje con una quita superior a la del 2005, habla claramente que el Gobierno argentino no solamente no entendió el mensaje de quienes no lo aceptaron por considerarlo confiscatorio, sino que no asumió el perjuicio que para la sociedad argentina implicó e implica convertirse en un deudor empedernido.

 

ADAPD elaboró en marzo 2005 un documento titulado “El canje de deuda es un fracaso para el país”, que abajo se acompaña. Lamentablemente todas las consideraciones que allí se exponían, resultaron ciertas en la realidad que estos años mostraron: la violación permanente de la seguridad jurídica conduce inexorablemente a la ausencia de inversiones genuinas que terminan en una pauperización creciente de la sociedad.

 

De esa violación fueron también responsables el Poder Legislativo a través de la Ley Cerrojo,  la actual Corte Suprema de Justicia de la Nación, y la dirigencia argentina que se benefició con situaciones conyunturales.

 

La Ley Cerrojo: El perverso razonamiento del Ejecutivo pasa por eludir al Congreso, y es por ello que se  analiza presentarles a los bonistas una oferta peor que la del canje de 2005 . El artículo tercero de la denominada Ley Cerrojo, prohibe al Estado nacional "efectuar cualquier tipo de transacción judicial, extrajudicial o privada, respecto de los bonos" incluidos en el canje 2005. De todas formas, no nos consta que el pensamiento de los legisladores de otros sectores pase por cumplir las obligaciones contraídas. Es más, algunos radicales han opinado que si algo bueno tuvo el gobierno de Néstor Kirchner, fue el canje de deuda pública del 2005. Cualesquiera sea la causa de esta afirmación, revela indubitablemente una vocación por asumir  conductas irresponsables de constante violación de la seguridad jurídica. 

 

El Fallo Galli y la CSJN:  frenó los juicios que en Argentina se iniciaron por bonos de jurisdicción local. Esta fallo niega justicia a los pequeños acreedores locales, y se contrapone a la interpretación ante el mismo hecho que han tenido los tribunales internacionales, como la Corte de Nueva York que ha emitido innumerables sentencias a favor de los bonistas acreedores, muchos de ellos pequeños ahorristas argentinos a los cuales se trata de ignorar. El fallo comienza: “Que esta C

 
CONTACTENOS

 
Busqueda