Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    La progresiva destrucción del derecho de propiedad - 31-08- . . .
 
 
 

free cialis coupon

cialis coupon

(En azul: comentarios de ADAPD intercalados)

 

Editorial I del diario La Nación del 30 agosto de 2009

 

El Estado en la Argentina está dejando de ser la máxima expresión de la juridicidad para convertirse en una suerte de carterista

 

El transcurso del tiempo, en su mera dimensión cronológica, puede resultar, a veces, engañoso. Hace casi ocho años que la sociedad argentina protagonizó un colapso en su economía y en su organización política. Desde aquella crisis de fines de 2001 cambiaron muchos actores, se crearon y sucumbieron organizaciones y partidos, y se renovaron los temas de discusión. Sin embargo, en cuestiones fundamentales de su cultura pública, el país sigue detenido en ese año, sin poder salir de aquellas ruinas.

 

Una de las instituciones que se desmoronaron, y que la Argentina no ha sabido restaurar, es la del derecho de propiedad. Al contrario, se han vuelto cada vez más frecuentes las agresiones a ese principio fundamental, con total negligencia de una parte importante de la ciudadanía. (ADAPD: esta ausencia o indiferencia es un aspecto cultural que nos afecta: si consideramos que un hecho no nos perjudica directamente, lo ignoramos, perdiendo la visión que si afecta a otros mañana puede afectarnos a nosotros mismos; ese individualismo o carencia de solidaridad, es una cuestión cultural que beneficia a gobernantes sin escrúpulos, que así perjudican a unos para beneficiar a amigos, deteriorando así al país en su conjunto. Mientras esto no sea aprehendido, seremos presa fácil de la corrupción instaurada en la dirigencia argentina).

 

En el origen de este ciclo turbulento están la incautación de los depósitos bancarios, el incumplimiento de los contratos y el default de la deuda pública. Son anomalías que aparecen en todos los debates que dominan, hoy, la escena pública. Por el mundo sigue circulando una masa de títulos argentinos impagos. Son los que quedaron fuera del canje que realizó el Estado en 2005, cuando entregó otros bonos a cambio de aquéllos. (ADAPD: cabe agregar que una gran proporción pertenece a argentinos, que cuentan con sentencias a favor en firme de tribunales de USA, que el gobierno argentino desconoce aumentando así la inseguridad jurídica, mientras que en Argentina quienes recurren a los tribunales no encuentran en esta Corte Suprema de Justicia de la Nación, la justicia que fueron a buscar –ver caso GALLI). Pero algunos de estos nuevos también fueron sometidos a un default, no tan estridente, mes tras mes, a partir de que se decidió adulterar las estadísticas del Indec para pagar menos a los poseedores de papeles ajustables por la inflación.

 

El ahogo del gobierno kirchnerista a grupos empresarios concesionarios de servicios públicos, mediante el congelamiento de las tarifas y "aprietes" para obligarlos a abandonar sus negocios en la Argentina, que en la mayoría de los casos pasaron a amigos del poder político o al propio Estado, constituyó otro grave ataque al derecho de propiedad.

 

El mismo vicio se manifiesta en otro plano. En los últimos años el poder regulatorio del Estado para garantizar la libre competencia ha sido utilizado también para agredir el derecho de propiedad. Con la excusa de evitar supuestos monopolios, se ha forzado la venta de participaciones accionarias a empresarios seleccionados de antemano por el Gobierno.

 

CONTACTENOS

 
Busqueda