Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Griesa pidió que trate igual a NML que a otros acreedores qu . . .
 
 
 

alcohol and antidepressants

the effects of alcohol and antidepressants read
La deuda en default / Fallo de un juez en Nueva York
Ordenan al país pagar intereses por sus bonos a un fondo buitre
Griesa pidió que trate igual a NML que a otros acreedores que tienen títulos del canje; el Gobierno apeló  05-03-2012
Por Florencia Donovan  | LA NACION

La Argentina perdió un round en la pelea que todavía mantiene con los fondos buitre, que reclaman el pago de los bonos que cayeron en default en 2001. El juez federal de Nueva York Thomas Griesa falló a favor del agresivo fondo NML, de Elliot Management, y ordenó a la Argentina que le pague su parte, al mismo tiempo o anticipadamente, cada vez que pague intereses de la deuda que emitió como parte de los canjes de 2005 y de 2010.
Los bonistas se valieron de la cláusula de "pari passu" contenida en los bonos, que obliga al país a tratar igualitariamente a todos sus tenedores de deuda. Así, según el fallo del 23 de febrero, si la Argentina paga a sus tenedores de bonos el 100% de los intereses, también debería pagarle a NML el 100% de lo que reclama. La orden del juez no sólo rige para el Estado argentino, sino que éste deberá hacérsela llegar a "todas las partes involucradas, directa o indirectamente, en el asesoramiento, preparación, procesamiento o facilitación de pagos" de los nuevos bonos. En otras palabras, involucra a todos los intermediarios o bancos, que son los que efectivamente luego hacen las transferencias de dinero a los bonistas, cada vez que hay vencimientos de intereses o de capital.
"La decisión ya ha sido apelada y sus efectos se han suspendido", dijo, no obstante, a LA NACION el embajador argentino en Washington, Jorge Argüello. "Dado que la decisión de Griesa es una decisión política, floja en su argumentación legal, tenemos confianza que será decidida en apelación a favor de la Argentina", agregó.
Si bien la apelación ya fue concedida y la sentencia por ahora no está en vigor, el reciente fallo es relevante en cuanto a que deja en evidencia el malestar que existe en la comunidad internacional con el país. De hecho, de la transcripción de la audiencia que los abogados del fondo NML y los representantes legales de la Argentina (el estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton) tuvieron con el juez Griesa, se desprende que el magistrado no concuerda del todo con el pedido de los acreedores, pero considera que el país no es un deudor fiable, ya que viene violando reiteradamente todos los fallos de la corte. De ahí su decisión también de involucrar en el cumplimiento del fallo a los bancos que intermedian en el pago de los bonos.
"Su firma [por Cleary Gottlieb] está representando a una parte que con total descaro ha violado sus obligaciones legales", dijo el juez Griesa en la audiencia. El magistrado de la Corte del Distrito Sur de Manhattan subraya que existen desde hace tiempo varios acreedores con sentencias firmes que no pueden cobrar lo establecido, y que tampoco han tenido éxito en descubrir bienes que puedan ser embargables y que sirvan para saldar las deudas. El fondo NML le reclama a la Argentina US$ 650 millones, considerando el capital y los intereses caídos.
En rigor, la decisión establece una medida cautelar que, en caso de aplicarse, podría potencialmente poner en riesgo los canjes de deuda, según admitieron fuentes del Gobierno. Del Ministerio de Economía, sin embargo, no respondieron a las consultas de LA NACION.
"El accionar de los fondos buitre está orientado, de modo permanente, a contaminar la relación bilateral de la Argentina con los Estados Unidos. Su poderosa acción de lobby trabaja sobre el gobierno, el Congreso, la prensa y los think tanks de este país", aseveró Argüello, para quien "su estrategia es clara: «cuanto peor mejor», esto es, especulan con que cuanto peor sea la relación de la Argentina con los Estados Unidos, más posibilidades para ellos de cobrar sus usurarias pretensiones. Afortunadamente, advierto que su capacidad de acción no sólo no crece en Estados Unidos, sino que empiezan a generarse reacciones a partir de la mayor comprensión que existe sobre lo pernicioso que resulta el accionar especulativo de estos fondos para la economía de los países en crisis -su víctima principal- y también para el funcionamiento de la economía mundial en general".
NML, de Elliot, es tal vez, junto con el del multimillonario Kenneth Dart, uno de los fondos buitre más agresivos en su estrategia contra la Argentina. Elliot compró parte de los bonos argentinos poco antes del default y luego completó la cartera tras el canje del gobierno de 2005 a un valor muy bajo. Hoy reclama el 100% de valor de los títulos, con el antecedente de haber luchado bastante tiempo en los tribunales con gobiernos como Perú, Vietnam y el Congo. Y la realidad es que su poder de lobby no es menor. En Estados Unidos, por caso, NML es representado legalmente por quien fuera fiscal general de la administración de George W. Bush, Theodore B. Olson.
Pero también es cierto que la reputación de la Argentina en la comunidad de negocios internacional se viene deteriorando. No son pocos los reclamos que el país recibe no sólo de los holdouts , sino por no respetar los fallos tribunales internacionales, como el Ciadi, del Banco Mundial, y más recientemente, por transgredir acuerdos comerciales con las trabas a las importaciones que impuso el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno..
 
CONTACTENOS

 
Busqueda