Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Sentido común - 5 diciembre 2012 . . .
 
 
 

naloxone vs naltrexone

narcan vs naltrexone sigridw.com

Algo de sentido común : El fallo que beneficia al país – 5 diciembre 2012

 

Alejandro Tagliavini

Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity – tomado de El Cronista

 

Griesa no hizo otra cosa que ajustarse a derecho, y al sentido común: las deudas deben pagarse si se contraen libremente. Pero la gran mayoría de los argentinos se manifestó del modo políticamente correcto (el estatismo), con argumentos exóticos. El juez señaló que el gobierno argentino... debe alejarse de estas imprudentes amenazas de desafiar los fallos de los tribunales, lo cual representa la peor clase de irresponsabilidad en el trato con el poder judicial.

Pero no respetar al poder judicial es parte del folklore nacional, del gobierno que le niega independencia y de los avivados. Según Martín Redrado, lo que debe hacerse es buscar más aliados para enfrentar esta situación, o sea, buscar aliados para no hacerse a derecho, y remató asegurando que es negativo para cualquier otra restructuración... (como en Europa), porque (con estos fallos) nadie va a querer aceptar una quita. Enhorabuena que nadie acepte quitas, y se ponga al viejo continente en su lugar.

La oposición esta de acuerdo con el estatismo vernáculo. Para Alfonso Prat Gay el fallo es de imposible cumplimiento ... implicaría... realizar un pago adicional compensatorio a los bonistas que entraron al canje por un monto que consumiría casi todas las reservas... del Banco Central... Adicionalmente, como su sentencia prohíbe pagarles a los que sí entraron al canje sin antes pagarles a los litigantes, Griesa está empujando a Argentina a no honrar estos bonos restructurados. Prat Gay, fue funcional al gobierno al asustar a los restructurados.

Lo que se esconde es que, debido a la mala perfomance económica, el Estado argentino no tiene dinero para pagar. Entonces, debería liquidar bienes (que los tiene por demás, para abonarles a los que no y a los que sí entraron), lo que resultaría bueno para el país ya que achicaría el Estado elefantiásico financiado por vía impositiva. Así, al contrario de lo que se dice, el país sí se beneficia con el fallo de Griesa, como se beneficia con todo derecho cuando es real. Como esta des estatización no ocurrirá, dada la carga ideológica actual del país, este estatismo enfrenta una situación delicada.

Hasta ahora, la escasez de las reservas (la base monetaria, M1 incluido, supera los $400.000 millones, mientras que las reservas brutas son menores a u$s 45.000 millones) ha sido disimulada con la criminalización del mercado cambiario. Hasta las empresas sentirán el impacto. Conocida la sentencia, colapsaron los bonos que cayeron hasta 14%. Entre las acciones, destacaron las bancarias, como Galicia y Francés, con bajas de casi 6%. También cayó YPF, cuyos papeles perdieron 5,3% quedando su capitalización bursátil en menos de u$s 4.000 millones, contra los u$s 16.800 millones que valía cuando era privada. Solo esta diferencia de capitalización supera con creces esta deuda.

Conocida la suspensión de la orden Griesa los papeles recuperaron terreno: optimismo de patas cortas. Es de esperar que la justicia de EE.UU. honre sus antecedentes y, finalmente, retome el fallo Griesa. Si por presiones políticas de la Casa Blanca (preocupada por sus socios europeos), no fuera retomado, de todos modos, a la larga el estatismo argentino se encargará de que la economía vaya por el mal camino. En fin, esto no es más que otra suma a la debacle argentina. En 1978 el PBI era mayor que el brasilero, hoy es 4 veces menor. En 1991, la Bolsa de Buenos Aires (Merval) tenía un market cap igual al 58% de la bolsa de Brasil (Bovespa), en 2012 es del 3%.

 
CONTACTENOS

 
Busqueda