Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    El FMI no respaldará al país contra los holdouts 24-07-201 . . .
 
 
 

Revés

El FMI no respaldará al país contra los holdouts 24-07-2013

Decidió cambiar su posición tras la falta de apoyo de Washington

Por   | LA NACION 

WASHINGTON.- En un serio revés para las expectativas del Gobierno, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio un giro de 180 grados respecto de lo que había anunciado y decidió finalmente "no acompañar" a la Argentina en su reclamo para ser escuchada ante la Corte Suprema de Estados Unidos por el conflicto con los "fondos buitre".

La decisión es la primera consecuencia política de la medida que, en igual sentido, ya había adoptado el gobierno de Barack Obama , según se confirmó anoche aquí.

Un vocero del organismo explicó que la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, decidió "retirar" su moción de respaldar a la Argentina luego de que el gobierno de Obama hiciera lo mismo.

La fuente afirmó que la decisión inicial de Lagarde de respaldar la posición de la Argentina se había adoptado ante la convicción de que contaría con el apoyo de Estados Unidos, "por lo que no sería apropiado seguir adelante" ahora que es evidente que ese respaldo no está.

Por el momento, esto deja sola a la Argentina en su reclamo de ser escuchada ante el máximo tribunal norteamericano, cuando faltan apenas 48 horas para que venza el plazo procesal para presentar ese tipo de recursos. Expertos consultados por LA NACION coincidieron en señalar que, sin el respaldo inicial de Washington -y ahora el del FMI- "decrecen mucho" las posibilidades de que el caso llegue a la Corte

Una versión había asegurado que, tal vez, el gobierno de Francia acompañaría al país. Pero eso hasta ahora no se produjo y, ante lo ocurrido ayer, disminuyen las posibilidades de que suceda.

Lo que sí mantuvo el organismo fue la convicción de que un fallo en favor de los buitres tendría "consecuencias" en los procesos de reestructuración de deuda en general, situación que le genera "profunda preocupación".

El FMI no hizo ninguna referencia a favor de la Argentina. De hecho, una de las condiciones para que el recurso -ahora descartado- pudiera ser aprobado por el directorio era que "no tuviera mención alguna de respaldo" a políticas del país en la materia.

Una expresión sugestiva en la explicación del Fondo es que su decisión se circunscribe a "esta etapa" del proceso. Eso parecería dejar abierta la puerta a una posible intervención en el futuro, sobre todo, si su opinión le es requerida.

El abrupto giro fue un baldazo que se conoció apenas horas después de que tanto la embajadora Cecilia Nahón como el representante argentino ante el organismo, Sergio Chodos, comparecieran por primera vez para defender la posición de nuestro país en la materia en un panel que elogió el respaldo del Fondo.

Ambos funcionarios intentaron, sin embargo, no explayarse en la materia. "Prefiero esperar a que esté aprobado", dijo Chodos en un momento de la intervención. Nahón, en tanto, se negó a contestar cuál había sido el impacto de la negativa de EE. UU. a respaldar al país. "Por mi posición, no corresponde que hable sobre eso", dijo.

Fue la primera vez que ambos funcionarios decidieron hacer una defensa pública y conjunta de la posición del país ante el reclamo de los holdouts, tal como se conoce a los tenedores de bonos de deuda en default que no aceptaron ninguno de los dos canjes ofrecidos por el Gobierno.

Organizada en el Capitolio, la comparecencia transcurrió sin que estuviera ninguno de los 600 legisladores que lo integran. Fue la primera vez que se intentó de ese modo replicar la prédica a favor de sanciones contra el país. Pero ni pareció llegar a tiempo para evitar este desenlace.

La posición del FMI no dejó lugar a dudas. "La directora del FMI ha retirado su recomendación para que el directorio presente un amicus curiae en el caso de la Argentina, siguiendo la decisión de las autoridades de Estados Unidos de no respaldar esa presentación en esta etapa", dijo un vocero de la entidad.

Argumentó que la recomendación inicial de Lagarde "contaba con la premisa del apoyo de EE. UU., por lo que no sería apropiado seguir con la presentación sin ese respaldo". El vocero añadió, sin embargo, que el organismo se mantiene "profundamente preocupado" por las consecuencias que en un fallo a favor de los "fondos buitre" podría tener "en general, para los procesos de reestructuración de deuda" del sistema financiero.

La Argentina está pendiente de una resolución de la justicia de Nueva York, que dejó en suspenso un fallo por el que el juez Thomas Griesa la condenó a pagar US$ 1300 millones de una vez a los fondos NML Capital y Aurelius Management, así como a una docena de inversores privados.

El Gobierno, sin embargo, hizo ya reserva de derecho para peticionar ser escuchado ante el máximo tribunal, una aspiración que sin el respaldo de Washington y del FMI pierde un buen porcentaje de sus posibilidades, según coinciden abogados del foro local.

Sin embargo, sí cabe la posibilidad de que tanto el gobierno demócrata como el FMI expongan su criterio "si éste le es requerido" como opinión por el tribunal. En el gobierno argentino confían en que así será.

 
CONTACTENOS

 
Busqueda