Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Cristina y una comedia de enredos con los buitres 18-08-201 . . .
 
 
 

17 de agosto de 2014 | Publicado en edición impresa

Cristina y una comedia de enredos con los buitres

Citó a un diario inglés para pedirle a Obama apoyo contra Griesa, pero él ya lo había dado

Por Jorge Oviedo  | LA NACION

http://www.lanacion.com.ar/1719398-cristina-y-una-comedia-de-enredos-con-los-buitres

 

Parece una comedia de enredos o el juego del teléfono descompuesto: con miles de millones de dólares y la economía entera del país balanceándose al ritmo de los disparates, Cristina Kirchner pidió ayuda a Barack Obama ante los tribunales norteamericanos. Pero el presidente de Estados Unidos ya había intentado dársela y la Corte Suprema de ese país lo sacó corriendo en duros términos. Luego, un periodista inglés acusó a Obama de no hacer nada, Cristina lo dio por cierto y vapuleó a su colega por cadena nacional.

La Presidenta elogió y respaldó un artículo de Greg Palast publicado en un blog del diario inglés The Guardian. Titulada "Cómo Barack Obama podría poner fin a la crisis de deuda argentina", la nota dijo que sólo debía informarle al juez Thomas Griesa que su fallo interfería en las relaciones internacionales para que se acabara el problema.

Cristina Kirchner explicó que, según Palast, sólo debía hacer lo que hizo el ex presidente norteamericano George Bush para salvar al Congo del mismo fondo buitre años atrás.

Pero todo parece un blooper, porque aún está disponible en la Web el artículo que publicó en 2007 el propio Palast fustigando en durísimos términos a Bush por no ayudar al Congo contra Singer, acusándolo de ser financista del partido republicano. El título fue "El buitre favorito de George Bush" y allí se acusó a Singer de ser el "sugar-daddy" del presidente, una expresión coloquial muy ofensiva, usualmente usada para calificar a un señor mayor que, con dinero y regalos, consigue favores -incluidos los sexuales- de una mujer mucho más joven.

Cristina dijo que se enteró por Palast de que el titular del Ejecutivo de Estados Unidos tiene una potestad llamada "comity", rebautizada erróneamente como "commity" en el sitio oficial de Presidencia. Para peor, la Corte Suprema de los Estados Unidos acaba de decir que Obama no puede pedir algo así en el caso de embargos contra bienes extranjeros. La Presidenta debería saberlo, no porque tenga que estar leyendo todos los fallos del máximo tribunal americano, sino porque fue en uno en contra de la Argentina. Fue en la causa en la cual los buitres pidieron saber qué clase de bienes de todo tipo tienen titularidad de la Argentina en todo el mundo. Para colmo, Obama hizo lo que Palast dice que no hizo y lo que Cristina le reprochó, citando a Palast. La Corte le dijo al país que no le fuera con ese argumento, porque la justicia americana no puede atender esos pedidos de embargos contra bienes soberanos desde la aparición de una ley específica hace casi 40 años.

Para que el papelón sea perfecto, el sitio web del Ministerio de Economía publicó una traducción oficial del artículo de Palast donde critica a Obama por no ayudar a la Argentina. El Gobierno, por ejemplo, no ha publicado versiones en español de los acuerdos firmados con China para renovar el Belgrano Cargas, que sólo aparecieron en inglés y en chino en el sitio del Boletín Oficial.

El artículo de Palast en el que se contradijo a sí mismo sin ningún pudor y que según fuentes de Washington está lleno de errores, que ignora hechos y un fallo de la Corte Suprema, fue traducido y publicado como propaganda oficial.

El 7 del actual la Presidenta dijo estar sorprendida por el artículo de Palast de ese día: "El presidente de los Estados Unidos sólo necesita informar a un juez federal que el multimillonario de fondos buitre Paul Singer está interfiriendo con la competencia exclusiva del presidente de dirigir la policía exterior". Y agregó: "Esto yo no lo sabía, que el presidente de los Estados Unidos cuenta con una facultad que le otorga su Constitución, que se llama «cláusula de separación de poderes» y que está conocido con la fórmula de respeto mutuo «commity» [sic], que significa que un presidente puede decirle a un juez que está interfiriendo las relaciones", según la transcripción oficial.

La doctrina de la Corte Suprema de los Estados Unidos fue siempre que la inmunidad de los bienes de otros países en territorio americano no es una garantía constitucional, sino una concesión del gobierno. Entonces, cada vez que había un pedido de embargo preguntaban al Departamento de Estado si interfería o no con las relaciones bilaterales. Lo hizo así hasta que una ley reguló las inmunidades en tiempos de Ronald Reagan. O sea que, según el voto de la mayoría en el pleito con la Argentina, Bush tampoco tenía esa facultad de intervenir contra los embargos cuando Palast se lo reprochó en la nota de la edición de primavera de la revista Dollars&Sense (http://dollarsandsense.org/archives/2007/0507palast2.html).

El 16 de junio se conocieron dos decisiones de la Corte Suprema de Estados Unidos. No aceptó una apelación argentina y también les dio la razón a los buitres, que pedían la identificación de los activos del Estado argentino en el exterior. Rechazó además el pedido de Obama, que había dicho que hacer lo que el juez pedía podría traer "preocupantes consecuencias en las relaciones internacionales".

Cuando se presentó como amicus curiae, el gobierno de Obama invocó el "comity". La Corte le recordó que desde 1976 no puede atender esos pedidos. Y que si la Casa Blanca está preocupada por ello, debería pedir al Congreso que cambie la ley de inmunidades soberanas.

El paraestatal sitio Infonews entrevistó días atrás a Palast, que relativizó sus elogios a Bush. El 8 de este mes, el bloguero dijo: "La limitada respuesta de Bush fue frenar los embargos contra las propiedades del consulado de la República del Congo. Éstas no eran residencias de embajadas"..

 
CONTACTENOS

 
Busqueda