Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    El FMI procura evitar nuevos defaults 20-04-06 . . .
 
 
 
Entrevista de Rodrigo de Rato con medios internacionales, entre ellos LA NACION
El FMI procura evitar nuevos defaults
 
Analizará cómo ayudar a que no se repitan casos como el de la Argentina, que dejó parte de su deuda soberana impaga
   
WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) prepara un estudio con la Argentina, otra vez, como centro. Tras absorber algunas lecciones del proceso de reestructuración de la deuda en default que lideró el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, ahora quiere evitar que otros países dejen impago un segmento amplio de su deuda.
 
Así lo anticipó el director gerente del Fondo, Rodrigo de Rato, en el reporte sobre la estrategia de mediano plazo que impulsa para adecuar el FMI al mundo actual, que será debatido durante la reunión de primavera que se celebrará esta semana junto al Banco Mundial, en esta capital.
 
"El objetivo es que el FMI siga siendo relevante en un mundo que cambia" y concentrar sus recursos en las tareas centrales de supervisión y asesoría para resolver "desequilibrios globales", explicó Rato ayer durante una entrevista grupal concedida a LA NACION, The Wall Street Journal, The Economist, The Washington Post y O´Globo, entre otros medios.
 
Ese nuevo rol podría llevar al Fondo a actuar en algunos temas como consejero y fuente de información. Así, el informe del staff que será debatido aquí integrará el análisis sobre la reestructuración de las deudas soberanas que encara el FMI, como parte del replanteo más amplio de sus objetivos y tareas, como también sobre la representatividad de su directorio.
 
"Existe la complicación de cómo definir los esfuerzos de buena fe ante deudas impagas residuales después de un canje de deuda inicial", explicó Rato en su reporte. "Son asuntos difíciles sin respuestas claras", reconoció. ( Sobre todo cuando su Institución no cumplió con auditar el canje como era su obligación y ahora toman  como válido un 76 % de aceptación, dato dado por los bancos contratados por el gobierno argentino,  que es un dato genérico  y  falso, hecho que  surge de ver cual era el total de títulos avalados para entrar según Prospecto del Canje en castellano, y difundidos sin el respaldo de auditoría alguna, tampoco de parte del  FMI – Igualmente hablar simplemente de “ deuda remanente” cuando el monto con intereses supera los U$$ 30.000 Millones, del orden del segundo default más importante de la historia,  suena cuando menos a falta de profesionalidad  en boca de la máxima autoridad del FMI  - ADAPD )
 
En tanto, en el diálogo con los periodistas, Rato dijo que "el FMI debe estar listo para afrontar circunstancias desconocidas. El panorama actual es extremadamente benigno y cambiará", al aludir a las tasas de interés bajas -que empiezan a subir-, la inflación controlada y los commodities altos que impulsan el crecimiento mundial.
 
"La globalización ofrece nuevas oportunidades a todos los países, pero también cambia las reglas de juego, y el FMI tiene que modificar su rol", reconoció el directivo.
 
-Usted plantea reformar el FMI para que siga siendo "relevante". Pero ¿cómo lidia con un país que no le presta atención? La Argentina desoye sus planteos sobre hold outs, control de inflación, tarifas, acuerdos de precios...
 
-Bueno, pero la Argentina no es el único país que así lo hace. (También) Estados Unidos, por ejemplo. Pero hay que recordar cuál es nuestro papel. Nuestro rol es influenciar al gobierno para que tome las decisiones correctas. Pero la responsabilidad (calla)...
 
-¿Reside en última instancia en el gobierno argentino, que en los últimos años ha rechazado las recetas propuestas por el FMI y algunos planteos del G-7?
 
-(Se encoge de hombros). Nosotros no somos los únicos responsables.
 
-¿No son los responsables primarios, quiere decir?
 
-Bueno? depende de lo que hagamos. Pero creo que tenemos que ser parte de este debate sobre políticas macroeconómicas. Sobre todo aquí (por el FMI), donde cada gobierno debe escuchar lo que otros gobiernos piensan de ellos. Pero al final del día, cada gobierno es responsable de las decisiones que toma, eso es inevitable.
 
El reporte sobre la nueva "estrategia de mediano plazo del Fondo" alude a la Argentina en su apartado sobre reestructuraciones de deuda soberana, en el que Rato defiende que el Fondo debe exigir "progresos para la resolución de los pagos (de deuda atrasados) como condición para (nuevos) créditos del Fondo".
 
"La función (del FMI) en el centro del sistema financiero global requiere que promueva la resolución de los atrasos, que dañan la confianza en el deudor y del sistema en general", defiende Rato en su reporte, aunque también plantea: "¿Debe el Fondo expresar su visión sobre los parámetros macroeconómicos que determinan los acuerdos (con los acreedores)?".
 
El mismo se responde, líneas después: "Las responsabilidades de supervisión del Fondo implican que debería evaluar la capacidad fiscal máxima de mediano plazo y el marco macroeconómico adecuados, aun ante la ausencia de un compromiso dado por un programa".
 
Eso fue lo que ocurrió con el Gobierno durante la gestión de Lavagna. El FMI fijó como "condición" una serie de medidas y reformas para sustentar el crecimiento y afrontar los reclamos de los hold outs como paso previo para sellar un nuevo acuerdo. Hasta que el presidente Néstor Kirchner decidió cancelar la deuda con el Fondo y desentenderse de sus recetas.
 
La reforma del FMI que impulsa Rato incluye actualizar la representación del directorio. La Argentina, Brasil, China, Japón y Sudáfrica, entre otros, reclaman más influencia a la hora de debatir y votar, en desmedro de algunos europeos, como Suiza, Holanda y Bélgica. Según Rato, "existe un consenso general" para redefinir las cuotas de cada país y región. "El debate debe ser afrontado", recuerda, porque "es un tema básico para la legitimidad misma del Fondo". "Hay algunos países que deben crecer en el directorio. De Asia, de América latina, algunos europeos, hay un poco de todos los sitios", explicó. "Hay otros que no, hay otros que deben?"
 
-¿Ver reducido su peso?
 
-Bueno, no se plantea de ese modo. Ni suben unos ni bajan otros.
 
Por Hugo Alconada Mon
Corresponsal en EE.UU.
 
CONTACTENOS

 
Busqueda