Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Otra vez, la prensa internacional alerta sobre el populismo . . .
 
 
 

Otra vez, la prensa internacional alerta sobre el populismo en la región, y pide "coherencia" - 5-5-06

(Comentario de ADAPD al pie)
 
El prestigioso diario Financial Times alertó sobre el bloque "populista" que se está gestando en la región, formado por Venezuela, la Argentina y Bolivia. Además, dedica su editorial a criticar esta política. Una nota de tapa y su editorial advirtieron acerca de esta tendencia.
"Cuando Lázaro Cárdenas nacionalizó la industria petrolera de México, no sólo Latinoamérica, sino las naciones pobres del mundo se alegraron", escribe hoy el diario británico Financial Times en un editorial sobre Bolivia y la nueva oleada "populista" de la región.
 
"La 'nacionalización' del gas boliviano esta semana por (el presidente de Bolivia), Evo Morales, tiene algo de la 'historia que se repite como farsa'", escribe el periódico, valiéndose de la frase acuñada en su día por Carlos Marx sobre Luis Bonaparte.
 
"Aún cuando es cierto que a veces invierten en los pobres los ingresos derivados de sus recursos, en lo que se refiere al crecimiento económico per cápita y la distribución de la riqueza, países como Venezuela o la Argentina constituyen un enorme fracaso", expresa el FT.
 
Morales, ex líder de los cocaleros bolivianos, describió esa acción de "histórica", pero la realidad es que no lo es tanto, agrega el periódico. 
 
"A pesar de su retórica inflamatoria y el recurso al Ejército para proteger los yacimientos de gas y petróleo, el plan de Morales tiene menos visos de una toma de control que de un intento de obtener mayores ingresos para el fisco", según el medio británico.
 
Además de su editorial, el Financial Times dedica su artículo de tapa en el que aclara que "Venezuela, la Argentina y Bolivia son vistas como países que están formando un grupo radical populista que contrasta con los más moderados gobiernos de izquierda, como Chile y Uruguay. Brasil es visto como a medio camino".
 
Según el periódico británico, Morales corre "un riesgo": Bolivia tiene las segundas reservas en importancia de toda Sudamérica, pero necesita comercializarlas y carece del capital y la experiencia necesarias.
 
"Enemistarse con inversores como el brasileño Petrobras o el español Repsol, con grandes intereses en la Argentina, puede aislar a Bolivia de sus principales mercados", escribe el FT, y agrega "que no hay nada intrínsecamente malo en tratar de obtener el máximo de regalías e impuestos".
 
Según el Financial Times, la acción de Morales no es tan sólo "una respuesta a los altos precios del petróleo y las materias primas".
 
"Hubo una oleada de nacionalismo de los recursos, que en casos como los de Rusia e Irán va unida tanto al deseo de afirmar el propio poder como al intento de maximizar los beneficios", dice el FT.
 
En América Latina, añade el editorial, ello constituye también "una reacción a la falta de desarrollo económico, a la persistencia de una pobreza generalizada y a la atracción fatal del populismo".
 
"El actual paladín del populismo latino es Hugo Chávez, de Venezuela, a quien Morales trata de parecerse", dice el FT, que recuerda que Perú se enfrenta también próximamente a la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales con participación de "dos ejemplares de sendas tradiciones populistas".
 
Los mexicanos pueden a su vez elegir en julio como presidente a Andrés Manuel Pérez Obrador, a quien el periódico describe como "un nacionalista de izquierda con tendencias populistas".
 
El "vivaz Chávez" exige que las compañías petroleras extranjeras firmen nuevos contratos que permitan el Estado aumentar su participación en los ingresos, "y no hay nada malo en ello siempre y cuando se respete la ley", escribe el diario británico.
 
El problema, agrega el FT, "es que los caudillos como Chávez no quieren perder mucho tiempo con las leyes y los controles y equilibrios de poderes y tratan de llevar a sus economías por un rumbo que oscila entre el clientelismo y el capitalismo de compinches".
 
Según el periódico, "Chile, Uruguay y, hasta cierto punto, Brasil, países todos ellos gobernados por partidos de izquierda van mucho mejor", escribe el periódico, que destaca que en su mayoría estos últimos han sabido combinar "ortodoxia monetaria, prudencia fiscal y apertura al comercio, las inversiones y las nuevas ideas, todo ello combinado con políticas sociales con objetivos claros".
 
"Latinoamérica puede muy bien optar por cobrar un precio más alto por sus recursos, pero lo que más necesita", concluye el editorialista, "son gobiernos con políticas (coherentes) en lugar de simples posturas".
 
ADAPD: el Finantial Times incluye a Argentina y al Gobierno K entre los gobiernos populistas de la región; esto contrasta con las expresiones de Condoleza Rice en las cuales se ubica a Argentina en eje con Brasil, en la vereda de enfrente del populismo de Venezuela y Bolivia: quizás un sutil mensaje a K. para que SE DEFINA. Mientras tanto la preocupación de cada sector no pasa por el respeto a los derechos de los ciudadanos de cada país, que parecen ser meros espectadores usados por uno y otros como pertrechos de guerra para perpetuarse en el  poder. A nadie en Argentina parece importarle el cumplimiento de los contratos entre partes, sobre todo cuando el patrimonio legítimo de sus ciudadanos, se transfiere a manos de socios y clientes del Gobierno de turno, discriminando autoritariamente en perjuicio de los pequeños acreedores del Estado y de entidades financieras privadas y deudores en general, en favor de grupos como el FMI y poderosos grupos económicos que vieron licuadas graciosamente sus deudas por "orden del Príncipe". Donadores del dinero ajeno, de la dignidad ajena: esos son los llamados populistas, los del discurso demagógico y el accionar corrupto; y qué pasa en el otro bando, los que "no son populistas": se ocuparon del respeto a los ciudadanos o tampoco y por ello los denominados "populistas" se propagan?.
 
CONTACTENOS

 
Busqueda