Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    No se captan más inversiones: Argentina, un país poco confia . . .
 
 
 
Teme Kirchner: no logra captar más inversiones
 
La economía creció fuerte el año pasado, pero algunos datos que confirmó ayer el INDEC generan dudas. En particular, se aseguró que la inversión tuvo una importante desaceleración en el cuarto trimestre, al crecer sólo 14%, cuando en 2005 lo había hecho a casi 27%. Además, hay dudas sobre la composición, ya que buena parte corresponde a construcción de viviendas. Sigue siendo insuficiente, en realidad, la inversión en stock de capital, es decir, que aumente la capacidad de producción de la economía. Y está casi ausente el ingreso de capitales del exterior de largo plazo. La actividad, cada vez más, depende del sostenidoaumento del consumo. El riesgo es que la combinación de mayor demanda interna y menor inversión termine generando más inflación.
Por: Pablo Wende
 
George W. Bush
Casi no mencionó a la Argentina, pero quedaron pocas dudas entre los más de 250 empresarios presentes de que su discurso apuntó (por lo menos, en algunos pasajes) al gobierno de Néstor Kirchner. El embajador de los Estados Unidos en la Argentina, Earl Anthony Wayne, dedicó buena parte de su mensaje a explicar cuáles deben ser las medidas para atraer inversión de largo plazo y se ocupó de describir las bondades del libre comercio.
 
«Para sostener condiciones propicias de inversión que atraigan capital de largo plazo, los gobiernos necesitan regímenes regulatorios e impositivos transparentes, consistentes y que funcionen bien», aseguró Wayne. Hace pocas semanas el embajador realizó una gestión ante el gobierno por la decisión de no aprobar la compra de Transener por parte de la estadounidense Eton Park, aunque sin resultados. En Washington se lo consideró como un ejemplo del riesgo jurídico que persiste en la Argentina.
 
Y para que no queden dudas de su postura, explicó que «la inversión directa beneficia a los inversores que pasan a participar del crecimiento de un país determinado y a las naciones receptoras que ganan mercado laboral y capacitación, reciben ganancias impositivas y desarrollo en infraestructura».
 
Wayne habló durante un almuerzo organizado en el Hotel Alvear por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP), que preside Julio Werthein. Fue la primera presentación del embajador luego de la gira de George W. Bush por América latina, donde visitó entre otros países a Brasil y Uruguay. «El presidente -dijo- dejó un fuerte mensaje de cooperación y trabajo conjunto con los gobiernos que están tomando buenas decisiones al brindarles a sus pueblos los beneficios de la democracia y las oportunidades económicas.»
 
Sólo un funcionario del gobierno estuvo presente durante la disertación, el titular de la AFIP, Alberto Abad. En otra mesa conversaron animadamente dos jueces: María Servini de Cubría y Rodolfo Canicoba Corral, que no escondía su satisfacción por la decisión de Interpol de pedir la captura internacional de ex funcionarios iraníes que habrían participado del atentado a la AMIA (él está al frente del caso).
 
Enfasis
En cuanto al capítulo comercial, el embajador estadounidense -que fue nombrado en su cargo el 4 de abril de 2006 por el presidente George W. Bush- insistió con la necesidad de avanzar hacia una liberación del comercio. Hizo especial énfasis en la necesidad de concluir exitosamente la Ronda de Doha, donde se está discutiendo la posibilidad de reducir barreras arancelarias. Señaló, en ese sentido, que «países como la Argentina y los Estados Unidos presentan fuertes ventajas competitivas» para aprovechar una mayor apertura del comercio agropecuario. El gobierno de Néstor Kirchner, sin embargo, se opone a cualquier liberación si antes Europa y Estados Unidos no reducen el nivel de subsidios a los productores agrícolas.
 
Hubo también espacio para preguntas y respuestas, pero Wayne prefirió no aventurarse en algunos temas. «No comments», contestó cuando uno de los empresarios le preguntó sobre la postura de los Estados Unidos ante el problema de los bonistas que quedaron fuera del canje. Nadie le consultó sobre la negociación que se avecina con el Club de París.
 
 
Otro intento oficial de pagar a ciegas
Por: Rubén Rabanal
 
Alberto Fernández
El gobierno avanzó esta semana en el Senado con otra ley polémica para fijar una lista de prioridades a la hora de decidir el pago de deudas del Estado. Con el caso Greco en pleno desarrollo y las sospechas a flor de piel, parecía imposible que se insistiera desde el gobierno en blindar la cancelación de deudas desde el Ministerio de Economía a cualquier mirada ajena. Eso es lo que se propuso el miércoles por la noche en la comisión de Presupuesto y Hacienda, tal como adelantó ayer este diario.
 
Ese proyecto, que lleva la firma de senadores kirchneristas por pedido del gobierno, establece un orden de prioridades para el pago de deuda consolidada.
 
Es una suerte de guía que le indica a la ministra de Economía qué deudas debe priorizar a la hora de utilizar los $ 3.500 millones en bonos que se autorizaron a emitir en el Presupuesto 2007 para afrontar ese tipo de pagos. Son los mismos fondos que el gobierno podría haber utilizado, también sin informar al Congreso, para pagar a acreedores como los Greco, si hubiera demorado ese trámite hasta este año y no lo hubiese apurado con una emisión extra, ahora frustrada, en diciembre de 2006.
 
El proyecto debatido el miércoles en la comisión de Presupuesto y Hacienda, después de una convocatoria a las apuradas en el recinto mientras terminaba la sesión del Senado, ante el peligro de no reunir quórum la próxima semana, establece que se dará prioridad a los mismos ítems que figuraban en el fallido proyecto que incluía a los Greco, en un hecho que alcanzó hasta a Néstor Kirchner y a Alberto Fernández de haber firmado el proyecto.
 
Es decir, primero la deuda con los ex trabajadoresde YPF, por falta de liquidación de las acciones en el Programa de Propiedad Participada de esa empresa. Luego, se deberán pagar las deudas por diferencias de haberes previsionales con jubilados de organismos de seguridad y militares y finalmente deudas con proveedores.
 
Pero en el artículo 3 de ese proyecto se faculta a la ministra de Economía, a modificar esa lista de prioridades de acuerdo con las necesidades estratégicas.
 
El problema, ahora, no es el riesgo de otro intento de pago injustificado a los Greco-Bassil o por lo menos por montos superiores a lo que realmente correspondería, algo hoy, imposible cuando la propia Felisa Miceli ordenó no sólo declarar nulo todo lo actuado en torno de ese expediente en sede administrativa, sino que también instruyó a sus abogados para conseguir la misma nulidad ante la Justicia, tarea ésa más complicada.
 
En realidad, el peligro que impulsa este proyecto es sólo una versión agravada de lo que viene sucediendo hace años en el Estado argentino: la imposibilidad de controlar qué deudas se pagan a particulares o empresas, en qué condiciones, cómo fue defendido el fisco en esas causas y cómo se aprobaron las liquidaciones.
 
En ese sentido, el proyecto que ahora impulsa el kirchnerismo en el Senado parece no haber escarmentado ante el escándalo provocado por el caso Greco, al otorgar un listado de prioridades de deudas a cancelar -siempre en general y sin identificar a los beneficiarios- y facultar a la ministra a modificarlo. Es decir, lo contrario a lo esperado después de un escándalo como el del ex grupo mendocino que desnudó claramente que hoy no se puede controlar en el país ni siquiera un millonario pago de $ 587 millones, salvo que alguien en el Congreso se dé cuenta a tiempo, algo que no hicieron los diputados.              
Ámbito Financiero, viernes 16 de marzo, 2007
-----------------------
LA ASAMBLEA DEL BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO EN GUATEMALA
Miceli llega al BID para sondear a inversores
 
Sebastián Campanario GUATEMALA. ENVIADO ESPECIAL  scampanario@clarin.com
 
En un clima de tensión por las protestas a la reciente visita del presidente estadounidense George Bush, comienza hoy aquí la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo. Por los pesos pesados del sector público y privado que convoca, el evento está considerado como una especie de "Davos para las Américas".
 
De la Argentina viaja el equipo de Economía a pleno: hoy a la noche llega Felisa Miceli, y ni bien aterrice tendrá una reunión con el presidente del BID, Luis Moreno. Completan la delegación argentina los secretarios de Política Económica, Oscar Tangelson; de Finanzas, Sergio Chodos; y de Legal y Técnica, Estela Palomeque. El lunes llega Martín Redrado, el presidente del BCRA.
 
La deuda de América latina y los biocombustibles serán los temas más calientes de la agenda del encuentro. Se prevé anunciar el perdón ("write off") de la deuda con el BID de los países más pobres: Haití, Honduras, Bolivia, Nicaragua y Guayana, que totaliza unos US$ 4.400 millones.
 
Al igual que en Davos o en la Asamblea Anual del FMI, las novedades más importantes ocurrirán en los pasillos y salones de negocios de los hoteles cinco estrellas, con su capacidad reservada a tope desde el año pasado por representantes de bancos de inversión como JPMorgan, Goldman Sachs, Deutsche o HSBC.
 
Miceli y Chodos aprovecharán la concentración de inversores para sondear el clima con el cual navegará el programa financiero argentino de 2007. De acuerdo al cronograma de Economía, el país requiere este año US$ 14.800 millones. Parte de esas necesidades se cubren con superávit primario, con fondos de la ANSeS y parte con unos US$ 3.000 millones que se colocarán en el mercado en los meses que restan para que termine el 2007. Economía testeará la disposición de los inversores, tras las turbulencias de los últimos días, a comprar entre US$ 500 millones y US$ 1.000 millones en bonos que se emitirían en las próximas semanas a una tasa aproximada del 8%.
 
El lunes arribará el secretario del Tesoro de EE.UU., Henry Paulson. Las administración Bush le dio prioridad al evento, por varios motivos. Guatemala en el segundo productor regional de caña de azúcar, después de Brasil, y por lo tanto un jugador clave en la estrategia de desarrollo de biocombustibles que lleva adelante Washington. "La búsqueda de energía alternativa es el gran protagonista de este encuentro", le dijo a Clarín una fuente argentina del BID.
 
CONTACTENOS

 
Busqueda