Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Standard & Poor´s a Cristina: “Lo importante no es cambiar d . . .
 
 
 

 

Mucho debería reflexionar Cristina de Kirchner acerca de lo ocurrido durante la teleconferencia organizada por Standard & Poor's, no solamente por la opinión de los disertantes sino por las preguntas que eran casi reflexiones, de quienes seguían el 'meeting' desde más de 30 países. La economía argentina no es considerada exitosa sino peligrosa entre los inversionistas y quienes influyen sobre sus decisiones. Suponer lo contrario es mentirse a uno mismo, y eso es inconsistente.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El Banco Central de Brasil está correctamente enfocado en mantener a raya la inflación aunque una mayor contención del gasto público ayudaría a ese objetivo, pero en la Argentina los negocios privados "están bajo severos desafíos" y la mayor preocupación es "la creciente intervención del Gobierno que hace el ambiente de negocios" más complicado, según la agencia Standard & Poor's.

 

En una teleconferencia entre directores de S&P e inversores, se debatieron las calificaciones de los títulos soberanos de la región, que o mejoraron o se mantuvieron, pese a la desaceleración económica global, añadiendo que no se preveían rebajas este año.

 

La agencia advirtió, además, que la estabilidad macroeconómica de la región será puesta a prueba en 2008 y 2009 por la presión de la inflación. Precisamente, el objetivo era analizarel impacto crediticio de la inflación global en América Latina.

 

Joydeep Mukherji, director para Latinoamérica del equipo de calificaciones soberanas, fue quien realizó la introducción y, a la hora de las preguntas, asumió la mayoría de las respuestas.

 

Mukheriji resaltó que a pesar de “todas las malas noticias que llegaron de USA, la reacción en Latinoamérica y el Caribe fue muy positiva este año”.

 

Su exposición se acompañó con un powerpoint (que podía ser visto online en manera simultánea) dividido en 4 cuadrantes donde en las subas se encontraban 4 países:

 

** Brasil y Perú con calificaciones BBB-(que representan el tan ansiado “investment grade”),

 

** Uruguay con BB-, y Panamá con BB+.

 

El cuadrante de las bajas de calificación estuvo vacío.

 

En las revisiones, que para S&P funcionan como “advertencias” hubo 2 positivas,

 

** Costa Rica y Bahamas; y

 

** 2 negativas, República Dominicana y la Argentina.

 

“Las revisiones negativas se dieron por circunstancias muy locales, especialmente en el caso de Argentina”, explicó Mukherji.

 

Él destacó que el hecho de que en Latinoamérica se hayan desarrollado mercados financieros locales, principalmente en Brasil como en México, pero también en Perú y en Colombia; consiguió que esos países pudieran aislarse de las turbulencias bursátiles del mundo.

 

“En estos casos es cuando los mercados financieros locales brindan sus beneficios, porque gracias a ellos los países no tienen que salir a buscar financiamiento afuera y tienen dentro de sus fronteras alternativas para sus necesidades de deuda. Este es uno de los pilares que ha sostenido los buenos ratings de la zona este año”, explicó Mukherji.

 

Además, puntualizó que Asia reemplazó el papel que en el pasado había tenido USA en el sostenimiento de los precios de los commodities.

 

Mukherji advirtió que el gran tema a donde estarán puestos los ojos de S&P durante este año y el siguiente será la inflación, ya que ella podría dinamitar la estabilidad macroeconómica que ha logrado la región.

 

Más tarde, representantes de Standard & Poor´s de cada uno de los países dio un panorama local, focalizado en general sobre la situación de las empresas auditadas por la calificadora.

 

En el turno de la Argentina, habló Pablo Louterau director de Corporate and Government Ratings de la oficina de Buenos Aires.

 

A diferencia de sus colegas de otros países, Louterau sostuvo que los precios de la energía y los commodities no eran el principal problema: “Nuestra principal preocupación es la creciente intervención del gobierno en los mercados, que hace que el clima de negocios se torne muy difícil de predecir”.

 

Y completó con un pronóstico: “No esperamos que esta situación cambie en 2009, por el contrario todo puede volverse más complejo.”

 

Louterau agregó: “La inflación es un riesgo revelante, pero sobre todo porque no sabemos realmente cuál es el nivel de inflación. Y, más importante, las compañías no saben cuál es ese nivel de inflación nivel de inflación y eso está afectando los planes de inversión.”

 

Luego de las exposiciones llegó ala hora de las preguntas. Aunque con un sistema algo caótico y difícil de seguir por la cantidad de voces que se mezclaban por momentos, algunas en un inglés bastante difícil de comprender, fue el tramo más interesante de la conferencia.

 

Cristina de Kirchner debería escuchar ese segmento. Hay serios interrogantes acerca de la capacidad argentina para refinanciar su deuda pública.

 

En determinado momento, Joydeep Mukherji tuvo que explicar la 'revisión' (Outlook es la palabra que usa S&P) negativa que le había colocado a la Argentina. Aquí su respuesta, que incluye una mención al peligro de nuevo 'default' argentino:

 

“La pregunta es qué pasa ahora, ha habido algunos cambios en el gabinete, veremos si es que se realizan más cambios, o no, ya que hay muchos rumores. Pero lo más importante es no focalizarse en los nombres e individualidades, la pregunta es si esto derivará en un nuevo estilo de gobierno y en una nueva estrategia macroeconómica.

 

Porque acá no estamos calificando si los impuestos de exportación son buenos o malos, o si nos gusta o no el gobierno. Por lo que estamos realmente preocupados es por el deterioro de la situación fiscal, por el índice de inflación y por una situación macroeconómica que está empeorando.

 

Si eso se revierte, por supuesto que nuestra revisión puede retroceder también y pasar de 'negativa' a 'estable'.

 

Entonces la pregunta es qué va a pasar con la política económica y no si individuos particulares están o se van de determinados trabajos. El juicio sigue abierto y no creo que podamos juzgar si en los próximos días se hace algún anuncio de cambio de gabiente, no. Acá existe un problema de largo plazo que es la que la situación macroeconómica está empeorando.

 

Por ejemplo, para nosotros la inflación es un problema, pero no si mañana se anuncia un nuevo dato mensual con un ligero incremento o una baja, sino que la pregunta es qué impacto tendrá en el largo plazo.

 

Y, en último término, cómo afectará a las necesidades de financiamiento del país. Porque estamos hablando de un país con un rating de B+, y en este nivel tendemos a focalizarnos principalmente en si el país va a poder financiar su deuda, y la Argentina tiene un handicap negativo de no poder financiarse en el exterior, aunque tiene alguna capacidad de conseguir fondos en el mercado doméstico, pero que no es ilimitada.

 

La revisión 'negativa' de la Argentina fue puesta 2 meses atrás cuando parecía que la situación económica empezó a caer y cuando la situación política se estaba volviendo más polarizada. Hoy el deterioro político parece haber detenido, aunque habrá que esperar para saber si se trata de una tregua o un punto de quiebre.

 

En lo económico todavía están cayendo, y tenemos que ver si llegaran nuevas medidas que detengan el deterioro. Entonces todavía no hay resolución para la 'revisión' negativa sobre la Argentina, pero el balance de riesgo es todavía negativo.”

 

 
CONTACTENOS

 
Busqueda