Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    Presidentes diferentes, países con futuro diferente – 5-8-08 . . .
 
 
 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Brasil y la Argentina pueden ser socios en el Mercosur, pero tienen enfoques tan diferentes sobre el comercio global y el rol de cada uno que aún esa sociedad regional se encuentra amenazada.

 

El ejemplo más concreto sobre en qué andan Luiz Inácio Lula da Silva y Cristina de Kirchner consiste en conocer qué hizo cada uno luego de despedirse, en la tarde del lunes (04/08).

 

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva, viajó a Brasilia y temprano en la mañana del martes partió hacia Pekín, China, donde mantendrá diversas reuniones gubernamentales centradas en el comercio bilateral, y asistirá a la apertura de los Juegos Olímpicos 2008.

 

Lula da Silva tiene agendadas reuniones con el presidente de la Asamblea Nacional Popular, Wu Bangguo, y con el presidente chino, Hu Jintao.

 

En Pekín también estará, para la inauguración de los Juegos Olímpicos, George Walker Bush. Todavía no hay novedades acerca de Lula y él, aprovechando la coincidencia social, mantendrán un encuentro.

 

La presidenta Cristina de Kirchner, luego de dejar a Lula, marchó con Hugo Chávez Frías de visita a un evento organizado por las Madres de Plaza de Mayo, y hoy por la tarde (05/08), luego de inaugurar un tramo de la calle Vergara, en el partido bonaerense de Berazategui (que ya visitó días atrás) viajará a las 15:00 a Bolivia para reunirse con Juan Evo Morales Ayma por proyectos conjuntos sobre energía.

 

Es evidente la diferencia.

 

Según fuentes oficiales brasileñas, en sus contactos en Pekín, Lula desea discutir el fracaso de la Ronda de Doha, que Brasil está empeñado en rescatar pese a que las negociaciones fueron dadas por concluidas la semana pasada en Ginebra. La Ronda de Doha fue motivo de diferencias entre Brasil y la Argentina, que Lula intentó minimizar y, en lo posible, superar.

 

China, India y USA fueron responsabilizados por distintas delegaciones de la falta de acuerdo en esas negociaciones, que Lula cree que pueden ser retomadas en un corto plazo si existe la voluntad política necesaria. China y USA negociarán en Pekín, ante la visita de Bush, luego de que Lula se siente con Jintao.

 

El portavoz de la Presidencia brasileña, Marcelo Baumbach, dijo que Lula también discutirá con Hu Jintao la reforma del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (Brasil ambiciona obtener un asiento permanente, a lo que se opone la Argentina), y medidas contra el calentamiento global (China es muy antiproteccionista del medio ambiente).

 

En lo bilateral, Lula está dispuesto a proponer fórmulas para ampliar el comercio entre ambos países, que el año pasado ascendió a US$ 23.000 millones y que tanto Pekín como Brasilia quieren elevar a US$ 30.000 millones para 2010.

 

En 2007, China pasó a ser el 3er. destino de las exportaciones brasileñas, desplazando a la Argentina. Casi el 70% de las exportaciones brasileñas hacia el mercado chino son granos (básicamente soja), mineral de hierro y derivados de petróleo, pero el gobierno de Lula desea incrementar los productos manufacturados.

 

La agenda política de Lula en Pekín incluye entrevistas con otros mandatarios que asistirán a la inauguración de los Juegos Olímpicos, aunque hasta ahora sólo está confirmada una reunión con el presidente de Israel, Simon Peres.

 

El viernes, Lula desplegará en Pekín el grueso de su agenda deportiva, en la promoción de Río de Janeiro como candidata a sede de los Juegos Olímpicos de 2016. Porque esa es una gran apuesta de Lula, además de esperar, agazapado, que Sudáfrica no cumpla con el cronograma comprometido ante la Federación Internacional de Fútbol Asociado porque Brasil es la sede alternativa para 2010. Como sede olímpica, Río de Janeiro compite con Madrid, Chicago y Tokio.

 

En Pekín, Lula se reunirá con el presidente del Comité Olímpico Internacional, el belga Jaques Rogge, para convencerlo sobre las cualidades de Río de Janeiro. Antes, Lula visitará la Villa Olímpica para alentar a la delegación deportiva de Brasil. También visitará la Casa Brasil, un espacio de promoción del turismo y los negocios que abrió en Pekín, hasta el día 24 de agosto, en el Hotel Beijing Jianguo Garden para apoyar la campaña de Río de Janeiro 2016. Urgente 24

 

 
CONTACTENOS

 
Busqueda