Usuario
Contraseńa USUARIO NUEVO
Usuario :    Chávez, rey de la bicicleta, compra barato y vende caro - 80 . . .
 
 
 

Chávez, rey de la bicicleta, compra barato y vende caro.

Ayuda a los Kirchner, pero con garantías de dividendos

Por: Guillermo Laborda -  Ambito Financiero 070808 

Casi para las Olimpíadas el récord de velocidad, en bicicleta, de Hugo Chávez: no le duraron un día los BODEN 2015 que por mil millones de dólares compró a la Argentina. A pesar de sus recomendaciones -que pocos escuchan, claro-de garantizarse el rendimiento más elevado del mundo y de «venir avalados por el prestigio de la Argentina, no como los bonos basura de los Estados Unidos», el expedito venezolano se desprendió de su reciente tenencia. Socialista rápido para nadar en las aguas capitalistas, merecedor ya de una mesa de dinero, Chávez se hizo una diferencia obvia (por no hablar de otras denuncias que se publican en Caracas) al derivar los bonos a los bancos venezolanos que, a su vez, los distribuyeron por el mercado. 

Sorprende a todos el secreto que envuelve estas operaciones de Chávez, aun tratándose de títulos argentinos. Nadie sabe -inimaginable un comunicado oficial al respecto-el valor que paga por los títulos. Debe presumirse. Aducen los herméticos funcionarios que, debido que los dólares se giran por Nueva York, hay que mantener la mayor reserva posible para evitar el acecho de bonistas y abogados de fondos buitre con voluntad de interceptarlos con un embargo. Más, hasta son capaces de expresar que la reserva es por razones patrióticas.

Sin embargo, a pesar de estas justificaciones, parece que las características propias de la transacción hicieron imprescindible el silencio de las dos partes. Silencio que, de hecho, vulneró el lenguaraz Chávez al hablar en el Palacio San Martín y anticipar que hubo una emisión de BODEN 2015 casi para su medida. Inclusive, se sabe, estas declaraciones obligaron la confesión de Economía sobre este lanzamiento cuando ya todos los bancos, financieras, mesas, locales y extranjeras, sabían del alumbramiento por el jefe venezolano.  

Incógnita: ¿cómo se decide el precio -y, por ende, la tasa-al que se venden los BODEN 2015 a Hugo Chávez? Aparentemente, en forma precaria. El secretario de Finanzas se comunica con su par venezolano y, en función de los precios existentes en la pantalla de «Reuters», se cierra la operación. Como es lógico, este sistema genera suspicacias, de las más burdas. Por ejemplo, media hora antes de concretarse la operación, un banco venezolano vendió títulos, bajaron los precios y, por último, Chávez termina haciendo la compra más barata, cuyo rendimiento se mejora al otro día, cuando los bonos se componen.

 

Reventa

Luego viene el despliegue que hace el gobierno venezolano con los BODEN 2015. En realidad no es más que un simple «underwriter» (banco suscriptor) de una transacción normal. Chávez gira los dólares a la Argentina y revende los BODEN (pagan intereses y capital en dólares) pero en bolívares a entidades venezolanas. Como los papeles argentinos pueden ser utilizados para fugar dólares de Venezuela, quienes los compran pagan un plus adicional. Es decir que Chávez entregó dólares a la Argentina y se hizo de bolívares pero a un tipo de cambio mayor que el oficial vigente en su país. Los venezolanos que compraron BODEN 2015 a su vez los revendieron en Wall Street y se hicieron de los dólares que buscaban, lejos de Caracas. Todos felices, como el gobierno argentino, que recibió esos u$s 1.000 millones cuando nadie en el mundo le concede crédito (de manera voluntaria).

Según el Ministerio de Economía, la operación se hizo el martes e implicó la venta de BODEN 2015 por casi 1.400 millones de valor nominal. La tasa ronda 15% anual, casualmente el mismo porcentaje implícito en el megacanje de 2001 por el que fueron llevados a juicio sus participantes, con Domingo Cavallo a la cabeza. El problema entonces hasta su vencimiento en 2015 lo tendrán que abordar el propio gobierno, y quienes lo sucedan en 2011, ya que deberán pagar 150 millones de dólares por año (promedio de los cupones de intereses y amortizaciones). Ayer el BODEN 2015 cayó 1,5% a 65,80 dólares. Sólo las AFJP se animaron a pasar órdenes de compra, e inmediatamente fueron barridas por la presión vendedora. La semana pasada, antes de que comprara Hugo Chávez, estaban cerca de los 69 dólares. Una tasa de 15% o 16% en dólares anual de rendimiento es para un país o empresa a los que se le asigna una probabilidad alta de que no pague. Por eso es similar en porcentaje a la de Cavallo en 2001. Comprar un seguro ante un default de la Argentina también es más caro tras la ayuda de Hugo Chávez. Ayer trepó a 750 puntos (7,5%) cuando la semana pasada era 100 puntos menor. 

 
CONTACTENOS

 
Busqueda