Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    "Una mirada crítica sobre la realidad del país"- 5-05-2009 . . .
 
 
 

El escritor Marcos Aguinis afirmó que en el país existe un "dominio matrimonial" - Jorge Rouillon - LA NACION

 

Una cola larguísima daba cuenta ayer del interés que despertó la presencia de Marcos Aguinis en la Feria del Libro, invitado por LA NACION a hablar sobre "Verdades y mentiras del relato oficial".  

 

Luego, al abrirse la sala Jorge Luis Borges, unos 850 asistentes llenaron casi todos los asientos y escucharon atentamente el diálogo que el autor de ¡Pobre patria mía! mantuvo con el periodista Adrián Ventura.

 

El escritor observó que la mente humana es prodigiosa, flexible, rica, laberíntica, misteriosa, y señaló cómo puede entrelazar verdades y mentiras.  

 

Así, una novela es un edificio ficticio, que sale de la imaginación del autor, aunque use materiales de la realidad. Y una novela de éxito puede persuadir al lector de que ese edificio mentiroso es cierto, porque sus personajes son aceptados como si fueran verdaderos.  

 

Pero pronto se pasó al terreno de la mentira de los gobiernos y, en concreto, del actual gobierno o "matrimonio gobernante".  

 

Aguinis le adjudicó "inautenticidad" en su pregonada lucha contra la pobreza. "Las fuentes de trabajo no se abren por decreto, ni por una varita mágica, ni por un grito, ni por una bofetada; las inversiones se hacen con dinero, y cuando no hay confianza, éste se va", dijo. "Hay pobreza cuando no se genera riqueza, cuando no hay productividad", agregó.  

 

El escritor también estimó inauténtica la posición de los Kirchner sobre los derechos humanos. Dijo que simpatizaban con los montoneros, pero que en Santa Cruz no presentaron ni un hábeas corpus por los detenidos, sino que se dedicaron a enriquecerse, quitándoles casas o heladeras a los endeudados. Y precisó que cuando Kirchner le indicó al general Bendini subirse a un banquito para sacar el cuadro de Videla, dijo que no se había hecho nada en 20 años por los derechos humanos, con lo que desconoció a Alfonsín (cuya mención suscitó aplausos en el público).  

 

Aguinis afirmó: "Hemos llegado a extremos increíbles. Cuando escribió las Bases , Alberdi no se iba a imaginar que un presidente iba a elegir a su sucesor sin consultar a nadie, ni siquiera a su partido, y que éste iba a ser su propia esposa". Dijo: "No hay una asociación matrimonial, sino un dominio matrimonial".

 

Apuntó que Cristina Kirchner prometió una mejora institucional y señaló que, por ser mujer, iba a "jerarquizar el género". Y se preguntó: "¿Cómo jerarquiza el género? Cambiando de ropa todos los días".

 

 

 

No faltó una referencia a "un fraude anunciado" que supera al "fraude patriótico". Se refirió así a las candidaturas testimoniales, que calificó, acudiendo a la inventiva del lenguaje popular, de "candidaturas truchas". Porque, especificó, los candidatos van con una careta y se la sacarán después de las elecciones, diciendo: "Era de mentirita".

 

 

 

Aguinis pidió recomponer una cultura del trabajo, el esfuerzo y la decencia, y fue aplaudido vivamente

 

 

 

 
CONTACTENOS

 
Busqueda