Usuario
Contraseña USUARIO NUEVO
Usuario :    La deuda en default, posición de ADAPD - 22-09-09 . . .
 
 
 

La deuda en default, posición de ADAPD -  22-09-09

 

La deuda en default / Declaraciones de Boudou  -Confirman avances con bonistas

Se trabaja en una oferta peor que la del canje de 2005; reacción negativa de inversores minoristas y de Elliott                                                                                                                                     La Nación - Martes 22 de setiembre de 2009

 

El Gobierno confirmó ayer que prepara una propuesta peor que la del canje de 2005 para los bonistas que siguen en default, trabajada en paralelo a la negociación con el Club de París.

El ministro de Economía, Amado Boudou, indicó que había tenido "conversaciones con distintos grupos, tratando con bancos importantes, como con fondos, que son los principales tenedores de estos bonos".

Boudou, que esta noche viaja a EE.UU. para acompañar a la presidenta Cristina Kirchner, se reunirá con funcionarios de Canadá para seguir avanzando también en la negociación por el Club de París.

En declaraciones a corresponsales extranjeros, el ministro aclaró que aún no se acordó "ninguna estrategia definitiva", pese a que la agencia Dow Jones había informado que ya había un acuerdo para que ingresaran unos US$ 8000 millones, a cambio de fondos "frescos" por US$ 1000 millones. La deuda en discusión es de US$ 20.000 millones, que, con intereses, salta a US$ 30.000 millones, dijo Boudou.

De este modo, la oferta que trascendió no parecería muy conveniente si los bancos organizadores (trabajan en ella el Citi, Barclays y Deutsche) sólo logran US$ 8000 millones, menos del 50% del capital original.

Tal como informó LA NACION a principios de agosto, la oferta contemplaría una quita cercana al 70% y sólo se reconocerían parcialmente los intereses vencidos, mientras que aún está en discusión la inclusión del cupón ligado al crecimiento. También se discute la exigencia política de sumar fondos frescos, a través de la suscripción de otro bono argentino, que había sido descartada en el contexto de la crisis global.

En los últimos meses, fondos de inversión que participan de las negociaciones reiteraron su voluntad de sumarse a la operación, pero expresaron sus reparos a la idea del "new money" que formaba parte de la operación fallida de 2008.

De todos modos, fuentes del mercado indicaron que la suba de los bonos de las últimas semanas refleja el sentimiento positivo de ciertos inversores hacia una propuesta.

La duda, reiteraron, es si el ex presidente Néstor Kirchner avalará la firma de esta operación, que, para Boudou, es un paso necesario para que el país pueda regresar al mercado de capitales voluntario.

Por otra parte, Boudou reiteró que el Gobierno buscará separar "a aquellos bonistas conocidos como fondos buitres", que buscan entrar a precios bajos y para hacer juicios, de quienes no se sumaron en 2005 "por alguna decisión que terminó demostrándose que fue equivocada".

Al respecto, uno de esos fondos (NML-Elliott) dijo, en un comunicado: "Pretender que algunos acreedores valen más que otros no ayudará a la Argentina a reingresar en el mercado internacional de capitales". "Después de ocho años en default, la Argentina debe pagar lo que debe si quiere reparar su imagen como deudor hostil", expresó NML.

Pero también los bonistas minoristas locales expresaron su enojo, a través de la asociación de damnificados por el default y la pesificación (Adapd). "Si el país persiste en estas conductas de incumplimiento, solamente se ahondará la crisis", indicó.

 
CONTACTENOS

 
Busqueda